Radio Marca Almeria
Destacados Polideportivo

Unicaja iguala la eliminatoria a Teruel en una sufrida remontada (2-3)

Los ahorradores consiguieron levantar un 2-1 en contra y mañana se disputarán estar en la gran final del playoff por el título de liga.

Habrá más, porque se ha merecido, pero porque, además, no hay nada hecho por ahora. Decir eso es ser injusto con los méritos de Unicaja Costa de Almería en un grandísimo partido de semifinal, sin la menor duda, porque ganar en Los Planos un lustro después, hacerlo para igualar la serie tras una derrota que no se ha producido en la pista, y salir del bucle que parecía sin fin, es haber hecho no mucho, sino más. Gigante el rival, como siempre, y más en su casa, el mayor mérito de los verdes se resume en jugar muy bien, salir del ‘encefalograma plano’ en el que solos entraron y aferrarse a la garra, desbocándose con gran voleibol y con fe. Colito fue el ‘killer’ que todos los que lo conocen saben que lleva dentro, y el equipo fue un equipo en todo momento. Solo así era posible doblegar a un CV Teruel siempre estable, de un nivel altísimo y arropado por sus 300 incondicionales. Y sí, no hay nada hecho aun, ya que el objetivo está a un partido más y será otra guerra.

El máximo anotador de la contienda fue el local Víctor Rodríguez, autor de 25 puntos para su equipo, y por parte ahorradora Colito se fue a 19, siendo el mejor sacador al anotar seis directos del total de 12 de todo el equipo frente a los 5 de Teruel. En bloqueo hubo igualdad, con 11 locales y 9 visitantes, más repartidos los verdes en su plantel, hasta con cinco hombres anotando desde esa faceta de juego. Bugallo fue el que más firmó, con cinco. El nivel de recepción de Unicaja Costa de Almería fue ligeramente mejor en un partido en el que el saque, como se sabía, iba a ser la clave sobre la que se iba a levantar de un modo o de otro totalmente distinto toda la ‘película de acción’ que la afición demandaba… y que se produjo. Bonito, intenso a la par de tenso en algunas fases, hubo varios partidos en uno, dos equipos dándolo todo y, finalmente, citándose para un todo por el todo final y definitivo este domingo.

Comenzó el partido con dos errores de saque consecutivos por parte de Unicaja y el acierto atacante de un Colito que sería determinante precisamente al servicio, en varios momentos clave. La igualdad y la alternancia en el mando del marcador como descripción del contexto de tensión y concentración, de respeto entre ambos, hasta la entrada al saque de Víctor Rodríguez, que puso el 11-13. Eso sí, llegó después de algo que le hacía falta a Unicaja Costa de Almería, lucha en defensa y un bloqueo ganador en juego de continuidad. Es cierto que se vivieron dos momentos delicados en el tanteo, con un 17-13 que no hundió al equipo como en otras ocasiones habría sucedido. Colito soltó un obús saque, Rivera pidió tiempo, la situación se controló para Teruel, pero Javier Jiménez hizo mucho daño al saque para darle la vuelta al marcador (19-20). Más igualdad final y los verdes levantaron dos bolas de set, con Colito dando una a su equipo con un ace, suficiente al cerrar el cubano (25-27).

Sentó muy bien la victoria parcial a Unicaja Costa de Almería, que se puso 0-4 en el comienzo del segundo set con el saque de Vigil y que durante prácticamente todo él mandó con firmeza. Sufría Teruel para seguir enganchado a la lucha, tirando del carro local un inagotable Ereu, auxiliado por Víctor Rodríguez en algunas bolas que podrían haber mandado la renta verde mucho más arriba. Sólidos los almerienses, con defensas de Curro Sáez y buen nivel de recepción de Mario Ferrera, más gran distribución de Ignacio Sánchez, que hizo magia con una finta para el 14-17. Colito bloqueó el 18-21, y un balón dudoso, difícil de pitar, tensó el marcador hasta el 20-21. El saque de Ereu, más todo lo que el capitán había sido capaz de hacer antes pusieron por detrás a Unicaja Costa de Almería, que esta vez no levantó la bola de set primera (25-23). No debía importar, porque se tenía alma.

Colito siguió atacando con un martillo en el inicio de la tercera manga, de comienzo muy igualado, aunque la rotación con saque de Bugallo despegó a los turolenses (6-4). Fornés atacó por el centro para aguantar el puso, pero la mala suerte en un saque que despistó a la recepción elevó el 8-5. El centro de nuevo, Vigil, puso el gancho. Sin embargo, un ace de Rodríguez elevó a cuatro la desventaja verde, lo que se siguió de un error de saque, otro de ataque y otro de colocación (13-7). Había que respirar, repensar y volver a empezar por la buena senda de los sets de inicio, entrando al campo Villarreal con 14-7, todo con saque de Manu Parres. Berenguel pidió los dos tiempos en esta racha de apagón, la tan temida, que parecía no tener fin tampoco con rotación en los receptores. La cortó Vigil (15-8), que fue al saque con todo, que defendió y que permitió un tironcito más. Los centrales sostuvieron al equipo y Villarreal hizo un ace para el 16-11. Al menos, se había vuelto a la vida.

Sin pensar mucho en qué podía pasar, sino en remar para creer en el siguiente set, Unicaja Costa de Almería defendió y quiso más, firme Teruel con su cómoda renta, y Palharini tirando de experiencia (19-14 y 21-15). Los errores otra vez aparecieron, perdonando un penalti para haber tenido más aire, y con 24-16 otra vez fue Ereu el que cerró la manga para elevar el 2-1. Los verdes estaban a un set de la eliminación, pero habían hecho demasiadas cosas bien. A ello se aferró el cuadro ahorrador en el inicio del cuarto set, con Colito desatado al saque (dos aces y un free para el 2-5). Rabia por la ocasión perdida en el segundo set y por la desconcentración en el tercero, el equipo tiró de garra y de calidad, apretando muchísimo al saque, con ace de Fran Iribarne para el 7-10. Una vez más, Parres con su saque hizo mucho daño y el choque se igualó (11-11). El todo por el todo pasaba por un final de infarto.

Teruel se puso dos arriba en un peligroso atasco verde (16-14 y 17-15), siendo muy necesaria la tranquilidad y la confianza en el propio juego. Dos errores de saque de los locales dieron el margen suficiente para y un bloqueo de Fornés puso la igualada otra vez, seguido de un gran saque directo de Iribarne para ponerse por delante en el marcador. Se lo devolvió Víctor Rodríguez (19-18), pero Fran resolvió con calidad una pipe ‘caliente’. Era cuestión del cambio de saque, un mano a mano durísimo y en medio de los nervios. Sí, el saque, Colito, antológico, ace y 20-21, con Ignacio y su segunda finta (20-22) y Javier Jiménez bloqueando el 20-23. El opuesto había dado todo por seguir vivos un set más, un partido más, cuando falló. Un error de ataque apretó el tanteo a 22-23, y otro error, de saque, local, puso dos bolas de set con servicio de Javier Jiménez, bola free y penalti aprovechado por Iribarne (22-25).

Tras la derrota administrativa del pasado fin de semana, se había demostrado que se está al mismo nivel del rival, por fin un buen partido en Los Planos. El comienzo del tie-break fue malo, con 2-0 y mucha interrupción, pero Vigil al saque puso a los verdes por delante (2-3), y se perdonó una ocasión muy clara de abrir hasta los dos puntos. Ereu, increíble pero cierto, fue humano y erró para el 3-5, pero enmendó la plana con un bloqueo. El 5-5 fue muestra de la tremenda tensión del final, Parres al saque se atragantó por enésima vez y se cayó por atrás, con error incluido (7-5). El tiempo de Berenguel llegó justo antes del cambio de lado de la red. Sirvió para dar fin a la racha negativa y revivir, aunque la pausa fue dos abajo todavía (8-6). Era un durísimo reto, y más ante la suerte del 9-6, carácter, Colito, partidazo del opuesto y vida con defensa y Javier Jiménez (9-9). Fornés con su saque y defendiendo por segunda vez, dejó camino a una pipe de Fran (9-10).

El parcial de 0-4 con el mallorquín desde fondo de cancha dejó a los verdes en la creencia de que era posible, y Colito entró al saque con 10-11. Una free e Iribarne, tercera pipe, puso el 10-12. Iba a ser un pulso tremendo y no apto para cardíacos, al que Ignacio Sánchez echó más magia con su tercera finta, Javier Jiménez sumó en saque, y mucho, y que vio el acelerón extraordinario de Unicaja Costa de Almería para disfrutar de tres bolas de partido (11-14). A la segunda, en contraataque, la bola cayó a zona dos, Ignacio Sánchez corrió con la mirada puesta en cuatro, donde habilitó el vuelo de Iribarne, que no dudó en jugar contra bloqueo, cayendo el esférico fuera del rectángulo de juego. Increíble y bonito, de poder a poder, los dos equipos dieron un magnífico espectáculo sobre la cancha.

FICHA TÉCNICA

CV Teruel (2): Ereu (16), Pablo Bugallo (7), César Martín (3), Víctor Rodríguez (25), Parres (7) y Gavenda (20), más Aarón Gámiz (líbero). También jugaron Jordi Ramón (-), Naabert (-) y Vildósola (-).

Unicaja Costa de Almería (3): Javier Jiménez (12), Vigil (10), Ignacio Sánchez (3), Fran Iribarne (16), Miki Fornés (9) Colito (19), más Mario Ferrera (líbero). También jugaron Charly Jiménez (1), Villarreal (1), Palharini (2) y Curro Sáez (líbero).

Árbitros: David Fernández (Barcelona) y María de las Olas Rodríguez (Tenerife).

Parciales: 25-27 (35’), 25-23 (33’), 25-15 (25’), 22-25 (30’) y 12-15 (19’)

Incidencias: Segundo partido de la semifinal de la Superliga 2020/2021 disputado en Los Planos de Teruel ante 300 espectadores. Antes del comienzo se guardó un minuto de silencio en memoria de Piero Molducci y el CV Teruel entregó un ramo de flores al capitán ahorrador. El equipo ahorrador jugó con brazalete negro en signo de luto por el fallecimiento del mítico entrenador italiano.

Noticias relacionadas

…Y Monfort dijo ‘aquí estoy yo’

Jose Bayo

“Una segunda vuelta dura e ilusionante” espera al CD El Ejido 2012 y a Wilfred

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies