Radio Marca Almeria
Destacados Polideportivo

Unicaja Almería cae en Soria y se asoma al precipicio en los play off (3-1)

Los ahorradores no encuentran el ritmo de juego frente a un adversario con las ideas muy claras y bien arropado por su público, viéndose abocado a la remontada en casa para llegar a las semifinales.

No sorprendió a nadie la actitud y el alto grado de motivación de los sorianos, justo el que se esperaba, siendo lo malo que no apareció el perfil ahorrador necesario a la hora de discutir un encuentro de esas características. De hecho, y pese a que se sabía, la batalla fue desigual y se tuvo que ir a remolque los dos primeros sets, con incluso menos opciones en el segundo que en el primero, pero muy parecidos, rotos cuando llegaron los puntos calientes. El tercero supuso una notable mejora, que se trasladó a un marcador que se tuvo controlado yendo arriba, pero dejando algo de incertidumbre final que volvió a enchufar a Río Duero Soria de cara al ser que iba a resultar definitivo. Se comenzó bien, pero el ritmo eufórico de los sorianos doblegó desde muy pronto la falta de confianza verde, otra vez en escena, y se concluyó el partido con una sensación de verse arrollados en medio de la fiesta local.

El máximo anotador fue Osorio, con 23 tantos, pero seguido muy de cerca por el mejor de los ahorradores, Colito, que se fue a los 22, sumando dos saques directos y dos bloqueos a su 60% de acierto atacante sobre 30 balones. En el servicio brilló el local Villalba, con cuatro puntos directos, y en bloqueo el que más puso su firma fue Vigil, con cuatro, en un empate a diez entre ambos bandos. El nivel de recepción fue bueno y también bastante nivelado en los dos equipos, pero siendo más firmes los sorianos en su K-1, sobre todo con el marcador a favor. Esa fue la ‘comodidad’ que solo pudo restar Unicaja Costa de Almería en un set, el tercero, en el que hay una referencia clara para la mejora, ya que se hicieron 14 puntos de ataque, tres de saque y cuatro de bloqueo, con solo 4 errores de Río Duero Soria en la suma de los 25. El cómputo global del encuentro arrojó 32 errores verdes.

El primer set enseñó el mucho orden con el que Río Duero Soria quería jugar, muy cómodo en su casa, ante su numerosa afición, y con un grado de confianza que se hizo notar para hacerse con la victoria parcial. En ningún momento cogió la iniciativa Unicaja Costa de Almería, empatando en varios tramos y viéndose inexorablemente demasiado atrás pasado el ecuador de la manga. Tuvo un 20-18 para haber metido presión y haber provocado la duda local, pero sin embargo no se aprovechó, como tampoco la tercera bola de set que podría haber sido levantada para el 24-22, con el saque del mejor en esa faceta, Javier Jiménez. Con 4-1 se tomó la medida en el bloqueo a Villalba y se niveló en encuentro, con tirones sorianos que se iban poco a poco haciendo más complicados de sostener. Tras un 11-9 inquietante, se vio un 13-13 con el primer saque directo del partido, de Jiménez, pero se ‘echó’ el ancla y con 16-13 Berenguel pidió tiempo. La dinámica ya no pudo revertirse (25-21).

El segundo set comenzó con un gran ataque de Colito y con la noticia de verse por primera vez por delante, aunque fuese con 0-1 y con 2-3. Saque de Ignacio Sánchez e incomodidad en recepción para un 4-7, que cambiaba la cara de Unicaja Costa de Almería, ace incluido. Fueron minutos de una gran actitud defensiva y de un cuerpo a cuerpo que, ni más ni menos, era el que necesita el partido. De tres a dos puntos de renta, Soria remando y los ahorradores resistiendo, Miki Fornés atacando por el centro el 7-9, suerte, punto de cabeza de Javier Jiménez para el 9-11 y Colito con el 10-12. Con todo, no había buenas sensaciones, y en cuanto comenzaron ciertas dudas, tras el 12-12 y el 13-13, como en el primer set, los locales jugaron a placer ante un equipo que no se vio sumido en el desánimo. Así, con 15-13 Berenguel se decidió a un tiempo que reactivase a sus jugadores, pero la renta se fue abultando hasta el 25-18 final, repertorio local saque, bloqueo y ataque (con finta de Folguera).

Era el ahora o nunca, un nunca relativo, ya que correspondía a solo el primer partido de una eliminatoria al mejor de tres. Se inició con Javier Jiménez en saque y 0-1, a la búsqueda del ‘golpe de pedal’ adecuado, sabiendo que iba a ser muy difícil. Cayó el 4-2 y se pidió tranquilidad entre los propios jugadores en pista. Con 5-2 Palharini salvó una situación delicada, Colito apretó y Río Duero Soria resistió. El opuesto fue el encargado de asumir responsabilidad, nivelando Fornés con un bloqueo (6-6). Un bloqueo de Vigil dio vida con otra vez los verdes por delante (7-8), mucho por andar sin caerse por el camino. Un ace de Colito hizo lo propio (9-10), así como un remate (10-11), tirando del carro. La imagen general del equipo era más rotunda, usándose el centro para hacer daño, con Vigil anotando y yéndose a fondo de cancha para un ace (11-13), y provocando un penalti aprovechado por Palharini (11-14).

Sevillano pidió tiempo y se llegó a la gran batalla, capitaneada por Ignacio Sánchez y ejecutada por Colito (bloqueo y 12-16). Se tocaban balones en la red, fueran o no punto, lo que rebajó la carga de confianza soriana, y se supo que había que manejar el punto a punto para alargar el partido. A la veintena se llegó con otro bloqueo más (16-20) y con Colito imparable (17-21), más un ace de Javier Jiménez (17-22). Tocó sufrir, no obstante (21-23 y 22-24), y se recortó con error de saque local (22-25). El cuarto set se inició con ace de Villalba y con Colito ‘mordiendo’ en ataque. La duda era si se vería otro Unicaja Costa de Almería, si bien los locales ajustaron su saque (ace de Pires para 5-3). En esa faceta erraron de entrada los verdes, necesitándose una marcha más. De 6-6 se pasó a 8-6, Folguera al saque, pero Colito tenía todavía mucho que decir. La suerte acompañó a Villalba con otro ace (10-7).

El tirón final del tercer set, si bien no sirvió a los locales para cerrar el partido, sí le fue muy bien para recuperar la confianza. El 12-9 en contra no fue el punto que se esperaba (de inflexión) y un ace de Osorio complicó una situación que se tornó más difícil con roja a Manolo Berenguel en una protesta (16-10). Con 17-11 tocaba el más difícil todavía y Colito hizo ace, con tiempo local al subirse el 18-14. Hizo, con un ataque, el 20-15, y Vigil bloqueó el 20-16 y no llegó el 20-17 en una dura lucha. Con 21-17, error de saque y con 23-19, Jean por el centro y Marlon Palharini al saque, la penúltima bala. Cinco bolas de partido para Río Duero Soria, a la segunda Osorio cerró el 1-0 en una serie de cuartos de final que viaja a Almería, al Moisés Ruiz, para vivir uno o dos partidos más, el primero, el único seguro y con los verdes en el intento de que se juegue dos veces, el sábado día 27 desde las 12.00 horas.

Noticias relacionadas

…Y Monfort dijo ‘aquí estoy yo’

Jose Bayo

“Una segunda vuelta dura e ilusionante” espera al CD El Ejido 2012 y a Wilfred

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies