Radio Marca Almeria
Destacados Polideportivo

Un Unicaja que fue de más a menos se desinfla ante Guaguas (3-1)

Los ahorradores cedieron tras el primer set y deberán remontar si quieren hacerse con el título liguero. 

Tras un comienzo muy esperanzador, con buen saque y alto nivel en recepción, sin olvidar la confianza lograda tras el brillante pase en semifinales, los verdes dieron una magnífica imagen en el Centro Insular de Deportes de Gran Canaria, sólidos y firmes, para luego ir diluyendo su juego a medida que Guaguas comenzó a tirar de Kukartsev como el jugador determinante que es. Por el lado verde, Colito comenzó con un brillo espectacular, y después tiró de valentía, honestidad y coraje para dejar apartada una inoportuna molestia que le impidió ir al servicio como es capaz. Sin la menor duda, se fue de más a menos, con un segundo set bastante malo que anuló el 0-1 ganado con mérito, facilitando mucho la labor a los locales, y después con un intercambio de puntos en los dos siguientes que se rompió en los momentos clave y que se volcó del lado amarillo. Sin nada que objetar, sino solo felicitar al rival, este domingo hay otra oportunidad y siempre existen argumentos para creer.

El máximo anotador del choque fue Pablo Kukartsev, con la friolera de 31 puntos en su casillero particular, seguido muy de lejos por sus dos centrales, Cézar y Knigge, los dos con diez puntos cada uno. Por el lado ahorrador, y a pesar de las molestias, Colito se fue a los 14 puntos en 21 ataques, con un meritorio 67% de efectividad. El mejor sacador fue Kukartsev, con tres puntos directos, si bien Knigge hizo mucho daño, seis aces amarillos por tan solo uno verde. En bloqueo, tres firmó Moisés y dos Fornés, ocho y cinco en el cómputo general de ambos equipos, mientras que en recepción también fue más efectivo el conjunto de Camarero, especialmente Álex Fernández en unos números espectaculares. La defensa de Guaguas igualmente dio un plus para la remontada canaria, y eso que se manejó mejor el contraataque.

El partido comenzó muy igualado, con intercambio de puntos y una renta de dos de los locales que a Unicaja Costa de Almería no le hizo caer en los nervios. Ideas muy claras en el plan de juego, y Colito resolviendo balones calientes, a los ahorradores les llegó la primera ventaja con el 6-7, penalti provocado con saque de Ignacio y que no perdonó Fran Iribarne. El saque del almeriense obligó al tiempo muerto de Camarero cuando la distancia verde era de dos (7-9) y llegó la remontada local con el central Knigge provocando incidencia en la recepción almeriense (10-9). Otra vez más no importó, fortaleza mental, y se mantuvo el punto a punto hasta que Jiménez al servicio abrió la brecha que después se supo manejar (12-15). El técnico canario paró de nuevo el partido, y Unicaja perdió un contraataque para haberse ido más a por la victoria parcial. Iribarne había llegado de nuevo al saque, luego Fornés, firmes por el centro, controlando los ataques amarillos, y Javier Jiménez apretó más.

Se tuvieron cinco bolas de set, y Guaguas se resistió todo lo que pudo, con una red y dos bloqueos, pero Vigil se elevó y mató el 0-1 con un primer tiempo indefendible (22-25). Una gota en el océano, desde luego, porque a una final a cinco partidos es mucho lo que hay que caminar, sin embargo, se seguía aferrado a las sensaciones. Se comenzó el segundo con desequilibrio por el saque del central Knigge de nuevo, ace incluido (5-2), parando el partido Manolo Berenguel. Erró el americano e Ignacio Sánchez bloqueó el 5-4 con el que se demostraba que se seguía muy dentro de la concentración. Fue Kukartsev el que apretó desde el fondo de cancha y tocó sufrir (10-4 con dos aces), obligado el técnico ahorrador a agotar sus tiempos. Vigil cortó la racha del opuesto con un ataque a la línea dentro de tres metros, y a mirar con la ambición de siempre al frente. Una defensa de Curro y una ‘papeleta’ resuelta por Fran Iribarne mantuvieron la vida ahorradora (12-7).

Colito se inventó el 14-9, más sufrir, con cambio en la dirección de juego al llegar el 16-9, pero era muy complicado cambiar la dirección que había cogido la contienda. Con 19-10, en gran medida provocado por el servicio de Knigge, el equipo empezó a sumar de cara al tercer set, acostumbrado a partidos largos y queriendo llevar el choque a su terreno. Las dos rotaciones consecutivas del central y de Kukartsev se atragantaron en recepción, junto con la labor en defensa de Almansa. El capítulo se acabó con 24-14 y la final se reiniciaba. El tercer set se arrancó con dos puntos de renta amarilla, pero Fran Iribarne niveló a 6, todos aportando, en todo caso, y yendo con determinación a otro cuerpo a cuerpo. El 7-8 lo firmó Colito con una diagonal a la medida de los cracks, como la colocación a una mano de Ignacio Sánchez y el primer tiempo de Fornés para el 8-9. Seguir y seguir, asumiendo la dificultad y los contratiempos, que los hubo (13-11).

Guaguas apretó en defensa, y Fornés bloqueó el 15-14 en un momento peligroso, que no se salvó con el 17-14, después 18-14 y tiempo de Manolo Berenguel. Cayó el 19-14, con complicaciones físicas de Colito desde el segundo set, encomiable en su esfuerzo, mientras que Kukartsev había hecho suyo el partido. El momento del paso al frente llegó con 20-17, pero Guaguas se mostró firme y puso el marcador a su favor con un 2-1 después de seis bolas de set (25-18). Tocaba la heroica, y así se quiso y se intentó. De un 2-0 inicial para los locales se pasó a un 2-4 y tiempo de Camarero, luego un 3-6 que revertió Knigge al saque (7-6), para de nuevo tener que ir por detrás debido a la marcha extra de los amarillos en defensa. Costaba puntuar y tocaba sufrir (10-8 y 12-9). Palharini, desde el banquillo, dio vida, seguido de un error de rotación local (12-11), y un error amarillo de ataque cuando Unicaja Costa de Almería había regalado un balón clave (12-12).

Los errores cambiaron de bando y Guaguas dio otro tirón (14-12), cortado en primer turno por Javier Jiménez con pipe. Almansa al saque y tres abajo (16-13), Fornés le puso el gancho al equipo para intentar luchar al final por llegar al tie-break, con un tiempo de Berenguel que respondió a un bloqueo de Cézar (18-14). Vigil hizo el 18-15, no seguido desde el poder de saque habitual de los últimos partidos, pero Javier Jiménez cerró un maravilloso punto en rally, salvada de Ferrera, defensa de Colito, más defensa amarilla y remate por cuatro para irse al saque con 19-16. Se intentó forzar, sin suerte, y la veintena encendió las alarmas. Marlon elevó el 20-17 en un intento de seguir respirando. Sin embargo, dos errores, uno en falta de red y otro en ataque, acercaron más a Guaguas al 1-0 en la eliminatoria. El 22-17 fue una losa y pese a todo no se tiró la toalla, cabeza alta (23-20 con Colito y Jiménez dando dos grandes ataques y saque de Palharini).

Kukartsev dio cuatro bolas de partido, Colito impidió la primera, Fornés la segunda y Camarero pidió tiempo con 24-22 para que su opuesto cerrase el choque con un 25-22 final en el cuarto set. Tan solo una derrota en un partido complicado y de un desarrollo muy extraño en una eliminatoria al mejor de cinco, con otra oportunidad al día siguiente y sabiendo que se puede jugar muy bien, y que, si se hace, se puede ganar y revertir el factor cancha a favor. Charla y recuperación, mensajes de ánimo y medición real de la derrota, los ahorradores mostraron un buen nivel y lucharon contra diversas adversidades que deberán tener otra respuesta en la que será una segunda oportunidad antes de que la serie viaja hasta Almería.

FICHA TÉCNICA

CV Guaguas (3): Almansa (5), Knigge (10), Pablo Kukartsev (31), Hage (9), Moisés Cézar (10) y Renan Bertassoni (5), más Álex Fernández (líbero). También jugaron Javier Sánchez () y Stefano Nassini ().

Unicaja Costa de Almería (1): Fran Iribarne (9), Fornés (10), Colito (14), Javier Jiménez (13), Vigil (7) e Ignacio Sánchez (1), más Mario Ferrera (líbero). También jugaron Villarreal (-), Palharini (2) y Curro Sáez (líbero).

Árbitros: Rafael González (Alicante) y Mario Bernaola (Valencia).

Parciales: 22-25 (27’), 25-14 (25’), 25-18 (25’) y 25-22 (29’).

Incidencias: Primer partido de la final de la Superliga 2020/2021 disputado en el Centro Insular de Deportes de Las Palmas de Gran Canaria a puerta cerrada. Los verdes jugaron con brazalete negro en memoria de Jasim Youssif.

Noticias relacionadas

…Y Monfort dijo ‘aquí estoy yo’

Jose Bayo

“Una segunda vuelta dura e ilusionante” espera al CD El Ejido 2012 y a Wilfred

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies