Radio Marca Almeria
Juanjo López

El titanic se hunde, ¡sálvese quien pueda!

 

¿Puede haber algo aún peor en Camp Mediterráneo que el actual descenso? sí, por desgracia si hay algo aún peor, el Titanic rojiblanco haciendo aguas, porque se hunde semana tras semana y su capitán, el actual mandatario, sigue al frente de él en su profundo hundimiento. La grada, sus pasajeros más fieles lo ven, y le están pidiendo que salte, que deje su cómodo asiento y dé paso a otro capitán con más ganas, ilusión e ideas, porque aunque esté en proceso de hundimiento, todavía tienen fé en su reflote.

Pero lamentablemente, a día de hoy, no hay nadie con garantías para que coja el timón presidencial, primero porque nadie da duros por pesetas, segundo porque mientras esto siga siendo un negocio rentable, el Sr. García Gabarrón no va a vender, ni tan siquiera a quien pudiendo y queriendo le dé el doble de lo que pide, que por cierto, nadie sabe a
ciencia cierta qué es lo que pide.

Lo malo, es que se vaya cuando vea el Titanic en el fondo del Mediterráneo, entonces saldrá corriendo y saltará al grito de ¡Sálvese quien pueda!, llevándose a sus hijos, a su yerno y a los hermanos Marx. Son ya muchos años de sufrimiento, años que poco a poco van pasando su factura.

Desde hace tiempo, veo a muchos compañeros de grada cansados, desilusionados o simplemente resignados. Otros ya ni tan siquiera renovaron, porque simplemente no veían ningún cambio, los que sí lo hicieron, han dejado de ir. Pero lo más peligroso, es que también estoy viendo que se está gestando aquella situación de los años 80-90, y es que muchos fieles seguidores de esta UDA -los más cansados de tanta parafernalia futbolística-, están buscando tranquilidad en equipos como el Poli Almería, lo cual, obviamente respeto y entiendo, pero no deja de entristecerme por aquello que vuelva a existir en nuestra ciudad –la UDA hoy por hoy es de toda una provincia-, dos equipos con las mismas aspiraciones, pero con división de fuerzas, enfrentados tanto en lo deportivo como en lo personal, que vuelvan aquellas rivalidades de hermanos y amigos, me entristece pensar que se pierda algo por lo que tanto lucharon los Juan Rojas y Compañía, algo por lo que la misma afición ha luchado tanto tiempo, por lo que ha defendido y sufrido y, se ha ganado.

Ayer escuché a un ex político decir con el tema de Cataluña, que hay dos partidos políticos que “han dejado un terreno muy grande sin hacer política, y eso es muy malo porque otros ocupan ese terreno”, aunque no sea muy
amigo de la política, en esa reflexión encuentro algo de explicación a esta situación.

Al final, el mismo que hoy dice que no pasa nada y nos pide ser de otros equipos si no estamos contentos con la Unión Deportiva Almería, lo va a conseguir. Lo siento por gente a la que aprecio dentro de la Unión Deportiva Almería, gente que me consta no descansa y que está sufriendo por su puesto de trabajo, pero que también les duele su corazón rojiblanco como a toda la afición pero este Titanic o toma otro rumbo, con otra dirección (y no me refiero a la deportiva) o este año sí, este año se hunde verdad con todos nosotros dentro… menos con él, sus hijos, su yerno y los Hermanos Marx.

Noticias relacionadas

¿LA VERITÀ DEL CASO MOTTA?

Victor J. Hernandez Bru

¡EL PARTIDO DEL MILAGRO!

TEBAS «VETE YA»

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies