Radio Marca Almeria
Destacados Polideportivo

Teruel se lleva la Supercopa ante un flojo Unicaja Costa de Almería (3-0)

Teruel - Unicaja 2
 Los ahorradores apenas pudieron plantar cara ante un rival que no cometió errores, prolongándose el ‘maleficio’ de los almerienses con el trofeo.

Muy similar a lo sucedido el fin de semana anterior, pero esta vez sí había un título en juego, la Supercopa. Un buen inicio, seguido de una caída paulatina de juego a la par que había regularidad del rival, con tres hombres especialmente en forma, y una desconexión absoluta para poner el choque muy cuesta arriba en un horrible segundo set. En el tercero, con modificaciones importantes, vuelta a la vida, pero no lo suficiente para contrarrestar el alto tono de Jordi Ramón, el MVP, junto a César Martín y Gavenda. Hubo, es cierto, algún momento clave en el que se podría haber enganchado a la lucha por alargar el partido al menos un set más, y permitirse soñar con un tie-break, pero no se aprovechó y se sucumbió ante el saque local, problemas en recepción, anulación del juego por el centro y fácil lectura del bloqueo local. No hizo falta más que lo sencillo para que Unicaja Almería se quedase varado en Gran Canaria.

El máximo anotador del encuentro fueron Jordi Ramón y Filip Gavenda, ambos con 15 tantos en su casillero, y el mejor ahorrador fue Vigil, no solo por sus 11 puntos, sino por ser el que más mantuvo el tipo incluso en los peores tramos del choque. La estadística fue demoledora, ningún saque directo, un solo bloqueo, un 51% en la recepción, ello frente a 8 aces turolenses, tres de César Martín, y 11 bloqueos, 4 de ellos firmados por Naabert. También fueron mejores recibiendo, sin tampoco llegar a cotas muy altas, pese a que Unicaja Almería aseguró mucho el saque, no asumió apenas riesgo. Eso se vio reflejado en los números de distribución, siendo mejor el cuadro verde cuando llegó la recepción, y mejor el aragonés con negativa y con el contraataque. Diez errores, puntos regalados, en el tercer set, pusieron la setencia.

El inicio de partido se produjo con un enorme respeto entre ambos rivales, un tanteo de la situación que dibujó igualadas y alternancia en el mando del marcador de unos y de otros, pero como sucediera en Gran Canaria, durante la semifinal del torneo, a Unicaja se le hizo ‘largo’ incluso antes, falta de rodaje aún. Con 3-3 había habido un ‘reparto’ de todo, el primer rally lo ganó Teruel (5-4) y con 9-7, después 11-8, error y bajada en recepción, comenzaron las complicaciones. Más de cabeza, la temida desconexión llevó a Manolo Berenguel a solicitar tiempo con 17-12. De nada había servido las dos veces que los ahorradores se habían situado a uno, simplemente con hacer lo previsto, ya que a la vuelta de la parada Parres hizo un ace por despiste de la zaga (18-12). Gavenda, el más decisivo de los suyos, junto con Jordi Ramón, subió el 20-16, hubo otro tiempo verde y con 22-18 Ignacio gritó, más para sumar de cara al segundo que para discutir el primero (25-19).

Un enorme remate de Colito quiso meter a los blanquiverdes en el segundo set, que se había comenzado de igual manera gracias al saque local y al poco daño que se hacía con el propio (4-2). En esa ocasión el jugador determinante de los naranjas fue Jordi Ramón, haciendo sufrir a Unicaja Almería hasta el 7-2 con el que se cambió la dirección del juego, dando pista a Villarreal. Con 8-2 Manolo Berenguel tuvo que, otra vez, detener el encuentro. Como en el primer set, Parres respondió con un ace y se cometió error en ataque para un tanteo muy duro (10-2). Apareció un alma de Fornés para cortar la sangría, pero solo ese instante (13-3). Con un marcador del todo demoledor, el técnico blanquiverde volvió a intentar rearmar a su equipo, total y absolutamente deslavazado. Tan solo se pudo maquillar un poco set para olvidar, uno de los peores momentos vividos en mucho tiempo, con Vigil por el centro las pocas veces en las que se pudo construir algo (25-13).

La tercera manga se inició con una modificación importante, con el central asturiano de opuesto, buscando meter mucha más presión en un bloqueo prácticamente sin vida, salvo algunas bolas tocadas. Las dos torres de 210 centímetros, por primera vez juntas más los 206 de Fornés. César Martín, en todo caso, recordó que iba a ser muy complicado, con un ace de inicio, punto igualado por Fran Iribarne, de vuelta a cancha. El 3-1 y el 4-1 fueron dos faltas señalizadas por Bernaola, otra vez sin el pulso… a sufrir, más con la presión en el saque a la que sometía Jordi Ramón (6-1 y tiempo muerto). Ignacio Sánchez bloqueó a Ereu el 6-3 y Fran Iribarne ‘mató’ el penalti provocado por el saque de Vigil (6-4). El colocador almeriense volvió a sumar con una finta, ayudando Gavenda con un error de saque (8-6).

El primer punto como opuesto de Vigil fue el 9-7, encima en un contraataque, pero no aparecía el bloqueo, por falta de un saque más contundente. Fue él mismo el que puso el primero también en esa faceta del juego, sin que se fuera capaz de dar, en conjunto, el paso definitivo para discutir un tanteo más apretado (12-8). Curro Sáez debutó jugando en defensa, se continuó cometiendo error y ofrendando unos presentes que a Teruel no le hacían falta (15-10). La reacción quiso llegar con el 18-12, tres puntos seguidos, Charly Jiménez tirando del carro, pero otro saque tocó pista, en este caso del gigante estonio Naabert (20-15). Con 21-17 y todo cada vez más cerca del final, entró al saque Esteban Villarreal, con la misión de meter más presión, pero se fue a la red. El 24-18 fue otro error al servicio, intentando Vigil dar riesgo, y la final se cerró con un ataque de Ereu tras otra mala recepción, allanando el camino a un buen ‘rodador’ como el conjunto naranja.

FICHA TÉCNICA

CV Teruel (3): César Martín (4), Jordi Ramón (15), Parres (3), Gavenda (15), Ereu (14) y Naabert (5), más Aarón Gámiz (líbero). También jugaron Jovanovic (-), Víctor Rodríguez (-) y Vidaldósola (-).

Unicaja Almería (0): Palharini (3), Vigil (11), Ignacio Sánchez (2) Fran Iribarne (8), Miki Fornés (2) y Colito (5), más Mario Ferrera (líbero). También jugaron Esteban Villarreal (-), Charly Jiménez (2), Jean Pascal (1) y Curro Sáez (líbero).

Árbitros: Juan Mario Bernaola (Valencia) y José Luis Arrarte (Alicante).

Parciales: 25-19 (26’), 25-13 (22’) y 25-18 (25’).

Incidencias: Final de la Supercopa de España de Voleibol 2020, disputada en Los Planos de Teruel ante 300 espectadores (aforo limitado por protocolo COVID-19). A destacar la buena organización del encuentro llevada a cabo por el CV Teruel. El MVP del torneo fue Jordi Ramón.

Noticias relacionadas

…Y Monfort dijo ‘aquí estoy yo’

Jose Bayo

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

“Querer y no poder”, el drama del CD El Ejido

Jose Bayo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies