El ‘sudoku’ de la UDA: ¿Qué está pasando con las lesiones?

Los peores augurios del verano, cuando se decía que la UDA había hecho una plantilla con demasiados fichajes de futbolistas que llegaban tras largos períodos de inactividad competitiva, se han confirmado.

De cara al encuentro de pasado mañana en Los Cármenes, el conjunto de Lucas Alcaraz podría tener que viajar con 16 futbolistas de su primera plantilla, debido a las lesiones del resto.

Bien es cierto que no todos los lesionados son futbolistas que responden a ese perfil de jugador llegado tras apenas jugar el pasado año, pero también lo es que la acumulación de ese perfil de deportista ha elevado notablemente el riesgo de lesiones.

Obviamente, una larga inactividad no descarta al profesional del deporte para volver al trabajo a pleno rendimiento, pero el alto porcentaje de ese tipo de jugador multiplica el riesgo de pasar apuros con las lesiones, como ya se dijo en verano.

Así las cosas, tanto Verza como Caballero y Tino Costa, jugadores que llegaron en verano y que llegaron tras jugar muy poco el pasado año, se encuentran lesionados. El caso es más grave si nos centramos en el oriolano y el argentino, puesto que en apenas tres meses de competición ya han recaído de sus lesiones y su futura recuperación es incierta.

El caso del argentino es especialmente sangrante, puesto que va por la segunda lesión, que además le va a hacer pasar por el quirófano con bastante probabilidad, pero además a ello ha unido una sanción por expulsión y otra sanción que le fue ‘perdonada’ al no ser reflejada en el acta por el colegiado, en el partido ante el Sevilla B. Nada hace pensar que Tino Costa esté demasiado centrado en el proyecto de la UDA.

A ellos se une la situación de Nauzet Alemán, recuperado ya, pero que no termina de entrar en los planes de Lucas y cuya situación física real se desconoce con concreción, dado el oscurantismo informativo del club.

También está disponible Javi Álamo, otro jugador que no parece contar para el técnico granadino y cuyo estado físico real tampoco se ha comunicado con claridad.

Y a ellos hay que unir que otros futbolistas con menor riesgo de lesión, dado que comenzaban la temporada rodados, también han caído, como son los casos de Pervis, Owona e Hicham, lo cual convierte la situación en algo bastante cerca de lo dramático.

Mientras tanto, los doctores del club (si es que esa figura existe realmente en la entidad) siguen sin aparecer por ningún lado de manera pública y en los partes médicos se sigue hablando de ‘problemas musculares’ y ‘fuerte golpe’, si ni una sola explicación médica a ningún caso. Es evidente que esos partes médicos, por así llamarlos, no proceden de un profesional de la medicina.

Lo que parece casi inevitable es que el Almería acuda el viernes a Granada con algún futbolista del filial para poder completar la lista, aunque quizás ello sea lo de menos, puesto que la gran preocupación está en saber con cuántos de los del plantel, tanto de los que están lesionados como de los que no, se cuenta realmente para afrontar el segundo tramo de la Liga.

Mientras, el director general ya ha avanzado en sus medios de confianza que no habrá una gran cantidad de fichajes en invierno. El Almería, es evidente, sigue siendo un ‘sudoku’ de difícil resolución.

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies