Radio Marca Almeria
Destacados Radioblog RadioBlog: Minuto 92

#RADIOBLOGMINUTO92: «Terminar la Liga y la necesidad de la puerta cerrada»

Posted by Radio Marca Almería on Thursday, April 9, 2020

 

#RADIOBLOGMINUTO92, por Víctor J. Hernández Bru.

Seguramente será porque no hay mucho más de lo que hablar. O porque, con el carajal que hay de manipulaciones, mentiras, intereses y compras y ventas de opiniones y voluntades, hay muchos muy interesados en que no se hable de otras cosas, pero el caso es que la movida ésta de si se va a terminar o no la liga ya empieza a oler.

Para empezar porque, mientras no sepamos cuándo se podrá empezar a hacer vida normal, cuando llegará eso que los políticos y los cursis llaman la desescalada, parece bastante estéril atreverse a aventurar cuándo se podrá jugar un puñetero partido de fútbol.

Pero ahí están los Tebas, Rubiales y compañía llenando páginas de periódicos que no tienen otra cosa mejor en qué ocuparse y repitiendo todos los días mensajes que unos días son de Perogrullo y otros se adentran en el camino de la sandez.

No olvidéis que, en estos días se ha llegado a proponer jugar partidos de fútbol cada 48 horas. Obviamente, tal parida no puede haber salido de nadie que haya jugado jamás un partido completo.

Ahora, nos cuentan que la idea es reanudar el campeonato a finales de mayo o principios de junio y, la verdad, parece una idea bastante más realista, aunque no creo que haya muchos a los que se les escape que, sin tener en cuenta lo que diga el Gobierno y cuándo se puede empezar a hacer vida normal, no deja de ser un brindis al sol.

Y a pesar de que esta idea dejó de serlo para plasmarse en una propuesta real a llevar a cabo justo antes del Estado de Alarma, ya nadie parece querer hablar de los partidos a puerta cerrada, cuando entiendo que es prácticamente seguro que habrá que disputar alguno en ese régimen.

Es cuestión de cálculos: si después de que se suspensa el Estado de Alarma se comenzarán a reemprender las actividades más esenciales y se dejará para el final lo menos trascendental y también las grandes aglomeraciones de gente, parece evidente que el fútbol quedará para lo último.

Siendo así, parece más que evidente que sería conveniente ir adelantando calendario a puerta cerrada, donde no haya riesgo para la población y sí un riesgo controlado a través de pruebas para todos los protagonistas del espectáculo. Se trata de sacrificar al público in situ en favor de lo que es el gran motor económico de este circo hoy por hoy: la televisión. Por cierto, que de las televisiones ya hablaremos otro día… si nos dejan.

Seguramente será porque no hay mucho más de lo que hablar. O porque, con el carajal que hay de manipulaciones, mentiras, intereses y compras y ventas de opiniones y voluntades, hay muchos muy interesados en que no se hable de otras cosas, pero el caso es que la movida ésta de si se va a terminar o no la liga ya empieza a oler.

Para empezar porque, mientras no sepamos cuándo se podrá empezar a hacer vida normal, cuando llegará eso que los políticos y los cursis llaman la desescalada, parece bastante estéril atreverse a aventurar cuándo se podrá jugar un puñetero partido de fútbol.

Pero ahí están los Tebas, Rubiales y compañía llenando páginas de periódicos que no tienen otra cosa mejor en qué ocuparse y repitiendo todos los días mensajes que unos días son de Perogrullo y otros se adentran en el camino de la sandez.

No olvidéis que, en estos días se ha llegado a proponer jugar partidos de fútbol cada 48 horas. Obviamente, tal parida no puede haber salido de nadie que haya jugado jamás un partido completo.

Ahora, nos cuentan que la idea es reanudar el campeonato a finales de mayo o principios de junio y, la verdad, parece una idea bastante más realista, aunque no creo que haya muchos a los que se les escape que, sin tener en cuenta lo que diga el Gobierno y cuándo se puede empezar a hacer vida normal, no deja de ser un brindis al sol.

Y a pesar de que esta idea dejó de serlo para plasmarse en una propuesta real a llevar a cabo justo antes del Estado de Alarma, ya nadie parece querer hablar de los partidos a puerta cerrada, cuando entiendo que es prácticamente seguro que habrá que disputar alguno en ese régimen.

Es cuestión de cálculos: si después de que se suspensa el Estado de Alarma se comenzarán a reemprender las actividades más esenciales y se dejará para el final lo menos trascendental y también las grandes aglomeraciones de gente, parece evidente que el fútbol quedará para lo último.

Siendo así, parece más que evidente que sería conveniente ir adelantando calendario a puerta cerrada, donde no haya riesgo para la población y sí un riesgo controlado a través de pruebas para todos los protagonistas del espectáculo. Se trata de sacrificar al público in situ en favor de lo que es el gran motor económico de este circo hoy por hoy: la televisión. Por cierto, que de las televisiones ya hablaremos otro día… si nos dejan.

Noticias relacionadas

… la cara que se te queda

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

“Querer y no poder”, el drama del CD El Ejido

Jose Bayo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies