Radio Marca Almeria
Destacados RadioBlog: Minuto 92

RADIOBLOG: “¡Qué atrevidos son los adivinos!”

Posted by Radio Marca Almería on Friday, September 28, 2018

 

RADIOBLOG ‘MINUTO 92’, por Víctor J. Herrnández Bru.

Lo diré así, de entrada, para que a nadie le quepa duda, para que hay luego malos entendidos: el peor problema de la UD Almería no es que tenga por presidente a un aficionado, sino que ese aficionado es un ultra, un hooligan incapaz de contener su dislocada verborrea ni en las buenas ni en las malas, que arremete a la primera de cambio y sin cálculo previo alguno de las consecuencias contra todo el que él imagina que está en su contra o que piensa lo contrario que piensa él.
Alfonso García Gabarrón, el mismo que este verano ha tenido ingresos por traspasos de jugadores por valor de tres millones de euros, céntimo arriba, céntimo abajo, mientas que prácticamente no ha invertido un duro en contrataciones; que preside un club que, en los cuatro últimos años ha cosechado un descenso de Primera y tres permanencias en la última jornada, al borde de la Segunda B; que dirige el club que posee el décimo tope salarial de la categoría y que sin embargo tiene la plantilla más barata de la misma; que tiene el récord de entrenadores y directores deportivos de la Liga de Fútbol Profesional en la última década; que ha mantenido dos años un club sin un jefe de los servicios médicos que trabajara con el equipo; cuyo último presupuesto publicado en la página de transparencia de su club es el de la temporada 2014/2015 y que aún no ha publicado el balance de la temporada pasada, que hace ya más de tres meses que concluyó; que convoca juntas generales de accionistas en las que muchos de los accionistas no están invitados y él mismo acaba por no acudir; que se pasa meses sin acudir a un entrenamiento cuando el equipo va mal y que los visita en semanas consecutivas cuando los resultados sonríen; ese Alfonso García Gabarrón, y no otro, llamó anteayer “adivinos” y “atrevidos” a todos los que nos hemos permitido el grandísimo lujo de expresar nuestra preocupación por un equipo que ha comenzado la temporada con un punto de doce posibles.
Lo he dicho una y mil veces: la realidad de García Gabarrón es que vive rodeado de extraordinarios sobadores de lomo, de profesionales del peloteo y la lisonja, que cantan a los cuatro vientos la magnífica gestión de su presidente sin atreverse a señalar crítica alguna sobre quien presenta la formidable hoja de servicios que acabo de describir.
Tanto lo tenía guardado en la recámara el presidente García, digo el resentimiento, el afán de venganza, el ajuste de cuentas, el pase del recibo a todo el que no ha opinado lo que él hubiera querido, que no ha esperado nada más que dos victorias, dos jornadas de Liga, para decir que quienes no alabamos ese comienzo de un punto en 4 semanas, somos “adivinos” y “atrevidos”.
Al margen de mostrar públicamente el significado de la palabra adivinos, puesto que la gente a la que él se refiere no ha hecho proyecciones futuras, sino una evaluación del nefasto arranque liguero, el ínclito presidente acaba de jugárselo todo a negro en la ruleta del fútbol. Querido Alfonso, si nosotros hemos sido atrevidos con el 1 de 12 en cuatro jornadas, ¿qué se te podría llamar a ti con el 6 de 6 en dos? Y, sobre todo, si por esas cosas del fútbol, que da tantas vueltas como el balón, tal y como tú has señalado en una metáfora digna del mismísimo Mito de la Caverna de Platón, el equipo acabara descendiendo este año, cosa que ninguno queremos, faltaría más, ¿qué es lo que habríamos de hacer contigo, los “adivinos” y “atrevidos”?

Noticias relacionadas

… la cara que se te queda

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

“Querer y no poder”, el drama del CD El Ejido

Jose Bayo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies