Radio Marca Almeria
Destacados Radioblog RadioBlog: Minuto 92

 RADIOBLOG MINUTO 92: «Alfonso García Club de Fútbol»

Posted by Radio Marca Almería on Friday, August 9, 2019

 

RADIOBLOG MINUTO 92, por Víctor J. Hernández Bru.

Lo he dicho mil y una veces: Alfonso García Gabarrón no es ni del Almería, como dijo en su despedida, ni del Madrid ni del Barça, como le espetó irrespetuosamente un mal día a la afición; Alfonso es simplemente del Alfonso García Gabarrón Club de Fútbol.

Sus colores son él y su familia y sus intereses lo copan todo, absolutamente todas las decisiones que ha tomado en su ya conclusa etapa al frente del club de todos los almerienses.

La última ha sido su salida y lo que ha dejado tras sus pies: sus más fieles colaboradores desamparados y al albur de lo que el nuevo dueño de la entidad quisiera hacer con ellos y su hija colocada con un generoso sueldo, me hablan desde fuentes muy buen informadas, desde dentro, de doce mil euros al mes; yo prefiero no creérmelo.

Hay quien puede pensar que esto es lógico: que él no le debe nada ni a Corona ni a Ibán Andrés y que, por tanto, allá se las apañen cada uno de los dos; y que, lógicamente, para su hija deseará lo mejor y por eso ha hecho todo lo posible por ‘alpargatarla’ hasta el entrecejo. Y yo puedo estar en parte de acuerdo con ello.

Pero entonces lo que no cuadran son esas alforjas de lisonjas y agradecimientos por todo lo que ha hecho por Almería y por el club de los almerienses, esas prolijas y acarameladas sobadas de lomo de despedida y esos melosos mousses de merengue en el adiós de quien acaba de meterse en el saco 27 millones, 20 por vía directa y 7 en exención de una deuda que hubiera tenido que afrontar.

Lo de Corona e Ibán suena a alta traición, porque hasta cinco minutos antes de que se vendiera el club, ambos pensaban que eran parte de la piel del ya ex mandamás rojiblanco. Seguramente ellos han tenido buena parte de la culpa, sobre todo el primero de ellos, que a base de acariciar el costado de su amado presidente y borrar cualquier sombra de personalidad propia de su currículo, ha terminado por pensar que ello obligaba a Alfonso convertirlo en su hijo adoptivo. Indudablemente, no conocía a Alfonso.

Me cuentan que ahora ambos andan con un cabreo del quince y deseando ver abierta alguna puerta para entrar a vomitarlo todo. En el caso del primero, sinceramente, sabéis que no os miento nunca, me importa muy poco. Creo que Corona ha hecho todo el mérito del mundo para merecer lo que tiene. Y, por cierto, yo ya se lo había advertido en múltiples ocasiones. En el de Ibán, me apena, porque creo que Ibán ha sido otro tipo de profesional completamente diferente, que se ha dedicado a su trabajo y que tan sólo una vez se fue de su sitio para convertirse en ese pequeño bufón a que Alfonso obliga a convertirse a todo el mundo a su alrededor.

Me alegro de que, al menos, al final ambos hayan conocido al verdadero Alfonso. Y es que uno no es el que recibe a los desconocidos con abrazos; cada uno somos, más bien, el que aparentamos cuando decimos adiós. Y ahí, insisto, el ex presidente sólo tiene unos colores: los del Alfonso García CF.

Noticias relacionadas

… la cara que se te queda

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

“Querer y no poder”, el drama del CD El Ejido

Jose Bayo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies