Radio Marca Almeria
Destacados RadioBlog: Minuto 92

RADIOBLOG: El ejemplo de Altea

RADIOBLOG MINUTO 92, por Víctor J. Hernández Bru.

La amistad y los contactos a veces te proporcionan oportunidades únicas en la vida. El pasado sábado, gracias a mis amigos Mari Carmen y David, pude asistir a la Gala Benéfica de la Asociación Altea Autismo, muy bien acompañado, entre otros, por mi amigo Kandy Ruiz.

Altea es una joven asociación que trabaja para las familias con niños que presentan autismo o Trastorno del Espectro Autista (TEA), nacida del tesón y la fe de algunos padres que, tras sufrir esta situación en silencio y casi clandestinamente, se decidieron a unirse, a trabajar por sus niños sin ningún tipo de complejo.

El resultado es una Asociación con cientos de familias, cientos de actividades llevadas a cabo en apenas un año, decenas de empresas colaboradoras y un solo grito: “Ya no estamos solos”.

No lloré, cosa que sí hizo alguien en mi mesa el sábado, pero sí me emocioné escuchando a su presidenta, Mari Carmen Almagro, una extraordinaria mujer, luchadora como ella sola, a quien tuve el magnífico placer de conocer hace años, cuando aún no era madre, y cuya evolución en la vida he seguido con admiración, por su capacidad de superación y la de su marido David, personas que han mirado cara a cara a la adversidad y le han lanzado una sonrisa de superioridad. Sin complejos.

Frente a mí, en la cena de la Gala, estaba Carlitos, el hijo de un buen amigo. Carlitos es uno de los niños que tienen este trastorno,  que como dice Mari Carmen, no es una enfermedad, puesto que no tiene cura; y esto hay que repetirlo muchas veces hasta que nos enteremos. Carlitos es un niño espectacular, con una mirada mitad travieso, mitad genio, que te cautiva. Con él también estuve a punto de echar alguna lágrima, porque es difícil de asimilar que una criatura tan espectacularmente inteligente tenga al mismo tiempo los signos del TEA que me cuenta su padre.

Por Carlos, por Alexandro y por todos los niños de Altea y los demás que presentan autismo, eventos como el que pude disfrutar el sábado no son sólo necesarios para recaudar fondos para que la poderosa máquina que esta organización ha puesto en marcha siga funcionando, sino también para que los que estamos más o menos alejados de ese mundo, salgamos de nuestra zona de estupidez, más que de confort, y nos enteremos de una vez de qué va esto de la vida.

Gracias, por tanto, a Altea, a Mari Carmen y a David, a los padres de Carlitos, a mi amigo Kandy que también me lo hizo pasar muy bien; y gracias también a ti, Lito; por lo que tú y yo sabemos.

Para siempre, las puertas de Radio Marca Almería, abiertas de par en par a toda la familia de Altea Autismo; para lo que vosotros queráis. Faltaría más.

Noticias relacionadas

… la cara que se te queda

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

“Querer y no poder”, el drama del CD El Ejido

Jose Bayo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies