Radio Marca Almeria
RadioBlog: Minuto 92

Practicando mucho se puede hacer peor

 

Ha comenzado muy bien la UD Almería la temporada en lo deportivo. Tanto como mal lo ha hecho en el capítulo de la gestión. La administración García Gabarrón sigue instalada, invariable e inevitablemente, en la torpeza, la falta de delicadeza, el pasotismo, la ausencia de preparación, la confusión generalizada, el patinazo congénito y la cagada como forma de vida.

Un viejo periodista español lo definiría como la política del pato: a cada paso, una cagada.

Y dentro de esa corporativa del error y el lamento, el caso de la Grada Joven lleva camino de convertirse en caso práctico que se estudie en los másters sobre incapacidad de gestión deportiva.

Que 48 horas después del desaguisado de ver a la anunciada como disuelta Grada Joven animando desde el Fondo Norte del Estadio, en pie y pegando saltos como siempre ha hecho y como esperamos que sigan haciendo, pero al mismo tiempo impidiendo la visión al resto de los habitantes de ese sector del recinto, el club, por boca de su directora de Organización (que hay que tener cuajo para seguir sosteniendo ese cargo) haya manifestado que la va reubicar a este grupo de animación y que para ello va a tener que hacer unas obras en el Estadio es, como mínimo, de antología del disparate, de ‘Esperpentos Escogidos’ de Valle Inclán.

Es de suponer que cuando, este verano, el inefable Mariano Blanco anunció que, por consejo de las fuerzas de seguridad, se había decidido disolver a la Grada Joven, doña Lorena estaría de vacaciones o revisando la moda Otoño-Invierno de pajaritas en la Pasarela de Lepe.

Habrá que pensar que la diretora de Organización que se reunió en verano con la Grada Joven para pactar su nueva ubicación sería otra Lorena García, su doble, al más puro estilo del ‘Espérame en el cielo’ sobre los dobles de Franco.

Tendremos que dejarnos convencer de que la mejor manera de afrontar estas cosas es primero anunciar la disolución de una peña por ser considerada grupo ultra, después ubicarla en un lugar del estadio junto a otros aficionados y, cuando salta la chispa, decir que a ese grupo, previamente disuelto, se le va a buscar otro lugar, previo desarrollo de obras de remodelación en el recinto deportivo.

Todo muy normal, claro. Por cierto, sólo una pregunta: Y a la anterior ubicación, en el ‘quesito’ de Preferencia junto al Fondo Norte, ¿qué le pasaba?

Noticias relacionadas

… la cara que se te queda

‘Caso Segura’ o ‘caso Gianfranco II’: el arte de vetar, apartar, amenazar y castigar

Redacción Radio Marca

¿Y si fuera él?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies