Radio Marca Almeria
Polideportivo

Parres se olvida del nómada que fue y sigue en Unicaja

 

Octava renovación en las filas ahorradoras para que el central ilicitano afronte su cuarta temporada estando “extramotivado” y considerando como “tabú” la palabra ‘títulos’: “Mejor hablar de ilusión, y así llegarán”

Derroche de optimismo por su parte convencido de que habrá un gran bloque, “como sucede todos los años en Almería”, y un entrenador “de una gran exigencia pero que también va a aportar psicológicamente”

El número ‘4’ va a marcar de un modo especial el nuevo curso de Manu Parres, ya que seguirá vistiéndolo en Unicaja Almería por cuarta temporada seguida y podría llegar a esa cantidad de títulos con el club ahorrador en el caso de ganar al menos uno de los tres a los que va a optar, si bien el central prefiere otra estrategia: “No me gusta esa palabra, es la palabra ‘tabú’ que yo sé que a la gente le gusta, pero este año prefiero hablar de trabajo, de cosas positivas, de ilusión, de motivación… quiero habar de cosas que se palpen en el día a día, que notes que estás ahí, y al final los títulos son una consecuencia de eso, ya que vienen por el fruto del trabajo y de la constancia, del ambiente; no apuesto por ellos, sino por el esfuerzo”.

A sus 34 años, este jugador nacido para la vida y para el voleibol en Elche, y que ha pasado por siete clubes nacionales y europeos, no busca así restar presión, porque sabe convivir con ella, sino que marca para esta temporada “un borrón y cuenta nueva, como en todas es sano hacer, con ilusiones nuevas, expectativas nuevas, comenzar de cero”. Eso sí, esta vez hay algo especial: “No sé el porqué, pero esta que comienza es ‘extramotivante’ para mí, quiero afrontarla al máximo, me encuentro muy bien físicamente y a nivel de juego, y pese a que cada año es una historia, en este veo un grupo que va a ser igual de competitivo o quizá mejor que el año anterior, sin menospreciar, y la ambición va a ser la máxima”.

Su etapa de nómada ha acabado en Almería, donde ha encontrado estabilidad: “Es obvio que al final, cuando estás a gusto en un sitio, valoras todo el trabajo que hace en el club, valoras la calidad que cada año pone en el grupo, y valoras otras cosas también, como la comodidad de estar en Almería… no es que yo cambie, sino que son las circunstancias que marcan, y por tristeza, la situación del jugador de voleibol es así comparada con otros jugadores de otros deportes, en los que tienen más estabilidad; en Almería doy gracias a que las relaciones con el club son buenas, que ellos confían en mí y yo en ellos para seguir, es recíproco y para mí es algo positivo otra temporada, la cuarta, en Unicaja”.

La decisión la ha tomado por “un cúmulo de factores, siendo los principales tanto el proyecto deportivo como las circunstancias de trabajo que ofrece al jugador a nivel de entrenamientos, de grupo, de ambición deportiva por luchar por estar ahí arriba…”. Parres suma a eso que “en Almería, como en casa”, y se centra en el bloque que se está construyendo: “Lo valoro muy positivamente, va a ser un grupo competitivo y en todas las posiciones vamos a estar peleando para poder jugar y para demostrar lo mejor de nosotros mismos, que es una de las claves para que al final el grupo llegue a alcanzar sus objetivos, y no me cabe la menor duda de que van a salir cosas muy positivas de él, de los que renovamos y de los nuevos”.

Como pilar a tener en cuenta es que habrá mucha continuidad, lo que la sirve para  argumentar mejor lo expresado sobre el proyecto deportivo siempre ambicioso de Unicaja: “Obviamente renovando ocho jugadores está claro que Almería siempre hace un buen grupo, con calidad sobrada para estar arriba; ahora, hay que saber llevar el trabajo con esos jugadores, sacarles partido a cada uno, porque nosotros al renovar vamos a dejarnos la piel en el día a día; había un buen bloque el año pasado y eso ayuda a que queramos hacer las cosas mejor”. Por tanto, ve clave la incorporación de Manolo Berenguel: “Va a aportar cosas positivas, es exigente y nos va a apretar las tuercas, que no viene mal de vez en cuando”.

A eso unirá otra parte fundamental: “Va a estar apoyándonos psicológicamente, va a saber llevar al grupo, manejar la situaciones y dosificar a cada jugador, pero teniéndolo motivado; exigencia, seguro que sí, trabajo de calidad, también; será muy positivo este cambio y voy a ayudarle lo máximo posible”. Será su aportación unida a lo que ya se conoce de él: “No trato de mostrar nada, ni que la gente me vea de un modo, sino que es el momento de demostrarme a mí mismo que tengo una calidad, que me esfuerzo al máximo siempre, que doy lo mejor de mí, que ayudo al grupo en todas las situaciones, incluidas las negativas; no es ser el mejor bloqueador o atacante, sino exigirme más y aportar cosas positivas”.

Manuel Parres ha utilizado durante toda su carrera el arma de la regularidad y así piensa seguir en una nueva aventura en la que tiene un mensaje a la afición: “Que vuelva a ilusionarse, a ver disfrutar a un equipo, el de su ciudad, porque es eso en definitiva de lo que se trata, de saber que a la gente lo que le llena es ver un buen espectáculo y que el grupo disfruta con el juego que hace, independientemente del resultado; si la grada ve que el ambiente dentro es bueno, que hay compañerismo, va a estar súper contenta siempre; los éxitos vendrán solos, que no deje de confiar en el club que tantas alegrías le ha dado, en el equipo, y que venga con mucha ilusión, como vamos a hacer nosotros desde el primer día de entrenamientos”.

Noticias relacionadas

…Y Monfort dijo ‘aquí estoy yo’

Jose Bayo

“Quedan cuatro finales” para CBM Bahía de Almería, la primera este miércoles

Jose Bayo

“Llegó el momento” y el CBM Bahía de Almería busca el ascenso en casa

Jose Bayo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies