Radio Marca Almeria
RadioBlog: Minuto 92

Mordisco al racismo

Hace tiempo que quiero dedicar este Radio Blog del Minuto 92 al trabajo de mi compañero de Canal Sur, Salva Moya, bajo el nombre de ‘Mordisco al racismo’. ‘Mordisco al racismo’ es un libro sobre el racismo en el fútbol, continuidad de otro libro y de la tesis doctoral de Salva, tras su doctorado por la Universidad de Almería.

Se trata de una atractiva, interesante y profunda recopilación de testimonios alrededor del racismo en este deporte, pero al mismo tiempo un testimonio de primera mano de que todavía queda mucho imbécil en el balompié patrio e internacional.

Del racismo suelo decir que se necesita ser muy simple, muy simplón, para ser racista. Pensar que alguien puede tener más derechos o menos en función del color de su piel no es más que una manifestación de esa lacra intelectual del ser humano que consiste en creerse siempre mejor que el de al lado.

La imitación del mono que se ha venido haciendo en algunos estadios de fútbol para intimidar y desacreditar a algunos jugadores de raza negra no pasaría de ser una manifestación de imbecilidad colectiva, de no ser porque supone un ataque frontal a los derechos de las personas y, al mismo tiempo, una manifestación de que los más idiotas suelen creerse siempre con más derechos que los demás miembros de la comunidad.

Me alegro y al mismo tiempo me siento orgulloso de mi compañero Salva Moya por este trabajo, amén de que Salva nos honra de vez en cuando con su participación en la Tertulia del Minuto 92; pero al mismo tiempo siento una profunda tristeza por el hecho de que él, o cualquier otro, haya tenido que emplear su tiempo en constatar esta muestra de bajeza moral trufada de falta de inteligencia.

Salva, que se ha convertido en escritor de moda gracias a la buena idea de tratar en profundidad este asunto y, sin duda, por al cierto en la manera de afrontarlo y el buen hacer en el desarrollo del libro, anda ahora de bolo en bolo, participando en conferencias y actos de carácter literario y periodístico.

La entrada de ‘Mordisco al racismo’ en eso que ahora los modernos llaman el ‘tending’, es decir, la tendencia, lo que está de modo, no evidencia otra cosa que el hecho de que este asunto está de plena actualidad, que está todo por hacer en la lucha contra el racismo, en el fútbol, en el deporte y en la sociedad civil en general.

El periodismo está trufado de actuaciones, terminologías y mentalidades ancladas en un pasado racista, de miedo y desdén por lo diferente y por el diferente. Afortunadamente, quienes hemos tenido la suerte de convivir en un vestuario profesional multicultural y multirracial, sabemos que el racismo del deporte es cosa más bien de la grada.

Posiblemente ahí sea más complicado actuar y triunfar para erradicar tales posicionamientos, pero seguramente también la colaboración de los propios profesionales, ídolos de masas en muchos casos, sea clave para que todo el mundo entienda que diferenciar a las personas por el color de su piel es tan absurdo como injusto. Ver a grandes, a contrastados profesionales del deporte colaborar con el libro de Salva Moya me traslada un mensaje de esperanza acerca de que quizás más pronto que tarde el racismo quede tan aislado como se merece en el mundo del fútbol, del deporte y, por qué no, en la sociedad civil en general.

Noticias relacionadas

… la cara que se te queda

‘Caso Segura’ o ‘caso Gianfranco II’: el arte de vetar, apartar, amenazar y castigar

Redacción Radio Marca

¿Y si fuera él?

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies