Radio Marca Almeria
Destacados Polideportivo

‘Los inmortales’ de Manolo Berenguel afrontan el capítulo final

El título de la Superliga Masculina de Voleibol comienza a decidirse en el Centro Insular de Deportes de Gran Canaria con dos partidos y toda la ambición de Unicaja Costa de Almería frente al poderoso Guaguas.

Ni una, ni dos, ni tres, ni cuatro, ni cinco, sino hasta seis pelotas ha levantado en las dos eliminatorias previas a la gran final Unicaja Costa de Almería. Para estar en ella ha dejado por el camino al equipo posiblemente más en forma en la entrada a estos playoffs, el Río Duero Soria, que venció el primer partido y que tuvo tres puntos en el Moisés Ruiz para haber sido semifinalista, y al conjunto que es viva imagen de la organización y la regularidad, el CV Teruel, que dispuso de otros tres balones, en el cuarto set del tercer partido de la serie, para haber sido finalista. Pero no, ni uno ni otro pudieron con este grupo de jugadores que se ha ganado a pulso un apelativo ‘de película’: son ‘Los inmortales’. Sin que nadie les haya regalado nada, con mérito, tirando de épica pura y dura, de fortaleza mental y de convicción, han hecho valer su calidad, incuestionable, y su carácter de ganadores, teniendo que doblegar a sus dos adversarios, porque no perdieron ni Soria ni Teruel, sino que ganó Unicaja.

Así es como se llega a la final, cumpliendo el objetivo que permanece inamovible a lo largo del tiempo. Primero, jugarla, y si se puede ganar, mejor. Con esa filosofía y no otra, el club ahorrador va a disputar su vigésimo tercera de la historia, la décimo cuarta consecutiva, algo que resulta impresionante y que suponen cifras de vértigo. De lograr alzarse campeón, supondría el duodécimo título liguero, el trigésimo en la suma de los de ámbito nacional junto con Copa del Rey y Supercopa de España. Y sí, se romperá el equilibrio de ganadas y perdidas, un 50% exacto que supone once veces ganador de la Superliga y once veces subcampeón. Es el segundo juego con los números que debe provocar admiración, puesto que también resulta imponente que se hayan alcanzado tres décadas consecutivas entrando en las semifinales del campeonato. Llegados a este momento, respetando el peso de la historia, enorme, se vive del presente, y hay opciones reales de vencer al gran favorito canario.

De vuelta a la competición después de demasiado tiempo, CV Guaguas y su Centro Insular de Deportes de Las Palmas de Gran Canaria aparecen gigantescos delante de los verdes, que a su vez se agrandan en los momentos decisivos y transitan por su mejor momento… en el mejor momento. Y sí, el favorito claro es el equipo dirigido por Camarero, pero el equipo a batir, visto lo visto, es el grupo de Berenguel, siendo también apasionante el duelo de banquillos entre dos ‘jugadores’, porque nunca se deja de serlo, que sobre la pista y sobre la arena hicieron disfrutar a los aficionados a este deporte con una rivalidad que dio para mucho. En ese sentido, en la 1992/93, en esa pista, sin Berenguel, que fue a Cáceres esa temporada, los verdes jugaron y perdieron su primera final de las 23 referidas, con la revancha consumada en la 1996/97, Berenguel ya de vuelta, en el mismo escenario. Sí, en el Centro Insular se consumó el primer título durante una liguilla a cuatro equipos, con Vigo y Soria, en el noveno partido de la misma, el definitivo para estrenar la cuenta de entorchados ligueros. La 97/98 repitió éxito con el mítico pabellón como testigo, dos seguidas.

Hay mucho trasfondo en un doble compromiso que contará con la dirección alterna del alicantino Rafael González y el valenciano Mario Bernaola, por es orden en el choque del sábado y a la inversa en el del domingo. Ambos comenzarán a las 18.00 horas locales, las 19.00 horas peninsulares, y se disputarán sin público, como va a suceder, después de las últimas noticias y si no hay una recuperación milagrosa en los datos de COVID, en el Moisés Ruiz la semana siguiente. El vigente campeón de la Copa del Rey eliminó a Unicaja Costa de Almería en la semifinal a un solo partido, algo subrayado por Manolo Berenguel en su previa particular. Prefiere varios, quiere alargar todo lo que pueda, aferrado a lo que le han transmitido sus hombres, a esa capacidad de sufrimiento que parece que va a ser determinante. Al rival se lo conoce de memoria, con cuatro jugadores que fueron suyos el curso pasado, más otros dos que fueron verdes años atrás. A todos los admira y les teme, ambas cosas.

El gran ‘matador’ es Pablo Kukartsev, opuesto determinante con un potencial brutal que ha sido además decisivo en los partidos que ambos equipos han disputado, tres entre fase regular y torneo del KO, hasta el momento. Los tres han sido triunfos de Guaguas, en la primera vuelta, fácil, en la segunda vuelta, más sufrido, y en la Copa, más igualado de lo que el marcador final reflejó. En aquel momento Unicaja Costa de Almería no jugaba como ahora los puntos calientes de final de set. En el reparto del juego, quizá la clave más importante, un Renán Bertassoni talentoso que ve el vóley como pocos lo hacen. El colocador brasileño ‘no se deja’ ser estudiado. Por cuatro, la pareja de Hage y Almansa es sobradamente conocida, clásicos ambos en Almería, más el segundo, y su estabilidad se traslada a todo el equipo. Hablando de estabilidad, en recepción, la que aporta el líbero Álex Fernández es extraordinaria, y también su desempeño en defensa, haciendo muy complicado puntuar al rival.

Por el centro, el gran capitán brasileño Moisés Cézar, pura potencia y carácter para que sus 207 centímetros sean un auténtico peligro en bloqueo y en ataque. Junto a él, el norteamericano Matthew Knigge en su temporada de confirmación es España tras su brillante llegada el curso pasado vía Lugo. En cuanto a los demás miembros de la plantilla, todos importantes, por supuesto, y valedores del mérito de su equipo esta temporada, pero con muy pocos minutos en la cancha. Más han disfrutado el colocador Javier Sánchez y el central Stefano Nassini, ambos habituales en cambio táctico. Cuenta con Luca Biliato en la posición de opuesto, Furtado en la de central, y Ruimán Artiles y Gustavo Delgado en la de receptor, si bien el segundo ha estado en blanco por lesión. Ante ese plantel hay que tirar de nuevo de concentración y de actitud, porque voleibol se tiene el suficiente para ser candidato. Está demostrado.

Noticias relacionadas

…Y Monfort dijo ‘aquí estoy yo’

Jose Bayo

“Una segunda vuelta dura e ilusionante” espera al CD El Ejido 2012 y a Wilfred

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies