Radio Marca Almeria
Destacados Polideportivo

Kukartsev, mejor opuesto de la Superliga 2019-2020

 

Se le ha considerado como el jugador más determinante de la competición desde la opinión de muchos de sus adversarios, algunos públicamente, otros en privado, listo en el tramo final de la Superliga para ‘bombardearla’ sin piedad hacia el título. Pero, esta temporada, Pablo Kukartsev ha pasado de ser ‘solamente’ eso, ‘bombardero’, a ser visto como lo que es, un jugador total, mejorando sus registros en saque y en bloqueo. El curso pasado condujo a UBE L’Illa Grau a una fantástica actuación en 19 partidos jugados, haciendo la friolera de 374 puntos de ataque para ser, de lejos, el máximo anotador, pese a disputar un buen número menos de sets que los demás de esa clasificación. Ahora, de verde, ha jugado 20 encuentros, ha atacado menos, al haber más reparto del peso de la responsabilidad, y con su aportación a hacer de Unicaja Costa de Almería un mejor equipo, ha pasado de ser el tercer mejor opuesto a encabezar esa tabla. De 770 balones en la 18/19, ha tenido 562 en la 19/20 pese a estar en cancha un partido más. Ha escalado desde el grupo a la cima individual.

Todo esto, solo una muestra de su grandeza como profesional del voleibol, solo es el modo de explicar su inmensidad como ser humano, porque sabiendo que está ya preparado para coronarse en España y así hacer justicia a su nivel, y con ello poder luchar por los laureles de la gloria olímpica en los Juegos de Tokio 2020, prefiere el bien común, parar y regresar para comenzar desde cero. Lo último ha sido que las Olimpiadas van a retrasarse, y Kukartsev lo aplaude: “Me encantaría poder vivir esa experiencia algún día, jugar unos JJOO es algo que cualquier jugador desea hacer en su vida, pero por cómo están las cosas, dudo mucho que tengamos este año y, si los tenemos, no sé si sería lo mejor; quizá habría que esperar a que esté el mundo al 100% recuperado”. Internacional con Argentina, había hecho méritos para sacar su billete gracias a su temporada en Unicaja Costa de Almería, dispuesto a medirse, en el Grupo B, con Brasil, Estados Unidos, Rusia, Francia y Túnez. Un top mundial, como es él, aplaza su sueño, como el de levantar su primera Superliga.

Fue uno de los primeros en alzar la voz, cuando no era obligado todavía parar, antes de recibir a ‘su’ UBE L’Illa Grau, haciendo ver que era lo más acertado: “A nadie le gustó tener que finalizar la temporada de esta manera, y menos a todos nosotros, que estábamos en un momento ascendente, jugando a un nivel muy alto y con todas las ansias de llegar a los playoffs”. Siendo muy gráfico en la expresión, “siento que nos cortaron las alas”, asegura. Con todo, hace un añadido importante: “Siempre es mejor prevenir que curar, y pienso que se tomó la decisión correcta, por parte de los clubes, jugadores, Federación, de terminar la liga, porque, por cómo están las cosas a día de hoy, el virus sigue creciendo e infectando, y no podíamos jugarnos nuestra salud”. No importa ni siquiera la evolución seguida: “El equipo estuvo creciendo; al principio no mostramos un Unicaja fuerte, veníamos de muchas lesiones, bajas, falta de gente para entrenar e incorporaciones, pero aún así terminamos la liga como un Unicaja que puede ganar a cualquiera, mucho más acertado, muy fuerte”.

Es duro, pero no se puede rematar, nunca mejor dicho, todo ese trabajo: “El equipo se encontraba en el mejor momento de la temporada, estábamos jugando a un nivel muy alto y la verdad es que me hubiera gustado ver todo ese potencial que teníamos ya en los playoffs, porque sinceramente veía al equipo muy capaz de llegar a la final y de conseguir el primer y más importante título de la temporada”. En ámbito propio, en el personal, también crecimiento: “Me he visto mucho mejor que la temporada pasada, tanto físicamente como jugando, y obviamente todo eso se lo debo al club, por confiar en mí y ayudarme a explotar mi potencial”. Echa la vista atrás y se queda “con muchas cosas”, como por ejemplo “jugar mi primera Challenge Cup, llegar a la final de la Copa del Rey, jugar en un gran equipo como Unicaja Costa de Almería, también hacer nuevas amistades… no puedo quedarme con una sola cosa, porque lo vívido en Almería me dejó muchas”. Kukartsev, un lujo para la Superliga Española de Voleibol, siente que ha aprovechado el tiempo desde agosto de 2019.

Quería vivir la experiencia vestido de verde y ante la pregunta de si ha cumplido sus expectativas, la respuesta es “definitivamente sí”, sobre la que abunda: “Sabía que en este equipo se trabaja muy duro, que es un equipo profesional, que tiene un gran cuerpo técnico para hacer mejorar a sus jugadores y siempre mantenerlos al 100%”. Le ha quedado pendiente dar el último paso, y sí le gustaría poder completarlo: “Yo creo que a todos nos gustaría sacarnos la espina por no poder terminar la liga de la forma correcta, además sabiendo que se cortó cuando nos faltaban solo 2 jornadas para que empezara lo más bonito de la temporada, que son los playoffs”. Por ahora, lo que no quiere dejar en el tintero es su mensaje a la afición ahorradora: “Gracias a toda la gente que nos estuvo apoyando durante toda la temporada; eternamente agradecido”. Y extiende sus palabras al común de la sociedad española: “Ahora es momento de ser fuertes y de aguantar todo esto que estamos viviendo; volveremos mucho más fuertes cuando esto termine”. Tipo culto, comprometido con su entorno y de gran empatía, Pablo Kukartsev manda ánimos y esperanza.

Noticias relacionadas

…Y Monfort dijo ‘aquí estoy yo’

Jose Bayo

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

“Querer y no poder”, el drama del CD El Ejido

Jose Bayo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies