Radio Marca Almeria
RadioBlog: Minuto 92

García Piñero: la saga continúa


Presentaba, ayer, la UD Almería, a dos de sus nuevos y escasos fichajes. Y comparecía, por vez primera desde que acabó la temporada pasada, hace más de un mes, el nuevo hombre fuerte del club, el flamante vicepresidente primero del club, el sucesor de Alfonso García, su hijo.

Y la verdad que su comparecencia no defraudó, en un fiel y preciso ejemplo de aquello de ‘de tal palo…’.

El hijo del autor de “al que no le guste el juego del Almería, que se quede en casa o se haga del Madrid o el Barça”, dejó el pabellón familiar por todo lo alto con dos ‘skuds’ de talla mundial, marca de la casa García Gabarrón.
Preguntado por la venta del club, García Piñero afirmó sin apenas despeinarse (si se me permite tan intrépido juego de palabras, dado el caso) que “no hay que dar tanta importancia a si se vende o no el club”. No estuve allí, lo confieso, pero imagino que, tras tan noble y sensata sentencia, debió fumarse un puro de medio metro.

Lo dije ayer y lo repito: la frase, en boca del ‘hijísimo’ no pudo por menos que traerme a la mente una de mis frases preferidas: ‘Cómo estará la mili, cuando mi Frasquito es cabo’. Que la persona de referencia, el personaje alrededor del que ha de girar la gestión de una entidad de Liga de Fútbol Profesional le diga a los socios, abonados y simpatizantes de un club que no deben concederle importancia al hecho de si el dueño la vende o no es, como mínimo, de traca, pero de traca de Mascletá Valenciana el 19 de marzo.

Decirle a los seguidores de la UDA que no tienen que darle importancia a si se vende o no el club es como decirle a los catalanes que no han de preocuparse de si mañana van a pertenecer a España, a Francia, a Andorra o a Macedonia.
¿Os imagináis a Florentino Pérez diciéndole a la masa social del Madrid que a ellos qué demonios les importa si el Madrid sigue siendo Sociedad Deportiva o pasa a ser SAD?

Pero no tuvo suficiente, el joven vástago de los García Gabarrón de toda la vida. El locuaz aprendiz de presidente, preguntado por su señor padre, afirmó que el cabeza de familia tiene mucha ilusión por el fútbol.
Teniendo en cuenta las tres temporadas que lleva Alfonso, su media de una visita a Almería cada do
s semanas, los equipos que ha conformado y el dinero que ha invertido en las tres últimas campañas y el hecho de que este verano, en más de un mes, ha puesto el dinero suficiente como para que su director deportivo fiche a dos porteros y tres jugadores de campo, dos de los cuales vienen de equipos descendidos a Segunda B, a García Piñero habría que preguntarle, para ser muy prudentes y cautos,… si se ha pensado que somos todos gilipollas.

Noticias relacionadas

… la cara que se te queda

‘Caso Segura’ o ‘caso Gianfranco II’: el arte de vetar, apartar, amenazar y castigar

Redacción Radio Marca

¿Y si fuera él?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies