Radio Marca Almeria
RadioBlog: Minuto 92

El fútbol, el voley, la memoria y los méritos

Posted by Radio Marca Almería on Wednesday, May 2, 2018

 

No está ni bien ni mal; simplemente es así y no tiene remedio. Es como quejarse porque llueve, porque hace sol, porque el sol sale por Levante o porque se esconde por Poniente.

En el deporte, a mayor grado de profesionalización, relación más directa entre malos resultados y guillotinazo de los entrenadores. Como quiera que el fútbol es el deporte más profesionalizado en España (aunque haya algún club cercano que parezca empeñado en desmentir tal aserto), es a su alrededor donde el alambre sobre el que caminan los técnicos es más delgado. También es cierto que el efecto espejo funciona y casi nos hemos acostumbrado también a comportamientos de deporte de alto nivel incluso en benjamines, donde quien más quien menos conocemos entrenadores destituidos por los malos resultados.

En Almería, más allá del fútbol, podemos hablar de otro equipo profesional, en el que sus jugadores también viven de la práctica deportiva y en el que se cuenta con una estructura empresarial. Os hablo de Unicaja, el club más laureado del voleibol español, que vuelve a cerrar un año en blanco tras caer con rotundidad en la final de la Superliga ante Teruel, el equipo que le ha echado a gorrazos del podio de este deporte en España.

El final de la temporada sin títulos ha supuesto el adiós de Piero Molducci, un entrenador que ha demostrado con creces tres cosas: primero, que es un sabio de este deporte, uno de esos entrenadores que te ganan títulos (los hay que ganan títulos, otros que ganan partidos, otros que ni fu ni fa y otros que incluso te hacen perder hasta la camisa); segundo, que un profesional, un currante que piensa en vóley 24 horas al día y que orienta su vida y la de sus jugadores a sacarse el máximo rendimiento; y tercero, que ama a Almería y al club, al que incluso llegó a entrenar gratis, cuando las cosas venían algo peor que mal dadas.

Pero todo eso no son argumentos, en el deporte profesional, para prolongar la estancia de un entrenador en un banquillo. Repito, no digo que me parezca bien; sólo pongo de manifiesto la realidad. Si la sapiencia, la profesionalidad y el amor por unos colores fueran suficiente para perpetuarse en un banquillo, apenas habría movimientos temporada tras temporada y cada club habría encontrado su Fergusson hace tiempo.

Pero hay un cuarto elemento que es clave, más incluso que los tres citados: los resultados. Y el Unicaja de Piero, que los ha obtenido espectaculares, triplete incluido no hace mucho, lleva dos años sin verlas venir; sin duda, no por culpa del italiano, pero sin verlas venir.

A mí me hubiera gustado que Piero siguiera en Almería y estoy seguro de que a Ramón Sedeño también. Pero también me apetece que a Unicaja lo entrene Carlos Carreño, o Cosme Prenafeta, o Manolo Berenguel, por poner algunos ejemplos; todos ellos gente de la casa con la que el club también podría considerarse en deuda.

Noticias relacionadas

… la cara que se te queda

‘Caso Segura’ o ‘caso Gianfranco II’: el arte de vetar, apartar, amenazar y castigar

Redacción Radio Marca

¿Y si fuera él?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies