Radio Marca Almeria
RadioBlog: Minuto 92

El refranero de Lucas

Posted by Radio Marca Almería on Monday, December 18, 2017

Hay varios refranes que, aplicados al fútbol, definen lo ocurrido el sábado en el Estado de los Juegos Mediterráneos y, en general, el fútbol de Lucas Alcaraz. Uno de ellos, lo aplicamos en el título de nuestra crónica en la web de Radio Marca: “Ande yo caliente, ríase la gente”. Pero hay más, como aquél de “Dame puntos y llámame tonto”, por poner algunos ejemplos.

Lo dije cuando llegó Lucas y lo repito: el granadino es uno de los técnicos que podían salvar a este equipo, perdido, a la deriva, destrozado por dentro y sin un timonel que supiera cómo manejar el timón.

Y ello, a costa de un fútbol que es el que sabe hacer Alcaraz: un fútbol serio, sobrio, sin apenas concesiones al espectáculo o al disfrute de la grada, un fútbol de contención, en el que la pelota es patrimonio casi exclusivo del rival, en el que la opción de victoria pasa por el balón parado o por el contraataque.

El sábado, el Almería lo afrontaba, además, con la ausencia de hasta seis futbolistas lesionados, alguno de ellos de capital importancia en el equipo, uno más sancionado y tres que acudían a la cita salientes de lesión. El resultado fue un jugador del filial en el once y tres más en la lista, amén de Pervis y Gaspar, que también tienen ficha del filial.

Cierto es que nos visitaba el colista, un equipo que desprende un aroma a Segunda División B más que evidente, pero también es verdad que poco más se le podía pedir al Almería que lo que hizo.

Es más, cuando estén todos, que nadie venga a pedirle al equipo de Lucas otra cosa. El Almería de Alcaraz no va a ser el City de Guardiola, ni el Brasil del 70 ni la Holanda de Cruyff.

El Almería de Lucas es y va a seguir siendo un equipo feo de ver, aburrido en la gran mayoría de las fases de los partidos y que va a ganar por oficio, por pelea y por buen posicionamiento táctico.

Y, sinceramente, era o eso o seguir dando patadas en el fango del descenso mientras el agua nos llegaba al cuello.

No sacaré el autobús descapotable para celebrarlo, que no se asuste nadie, pero yo, firmemente, prefiero mil veces esto al descontrol de los tres últimos años.

No niego que me gusta disfrutar del fútbol; es más, veo fútbol para disfrutar. Pero ante el peligro de la Segunda B, se me pone aquello pequeño, muy muy pequeño.

Noticias relacionadas

… la cara que se te queda

‘Caso Segura’ o ‘caso Gianfranco II’: el arte de vetar, apartar, amenazar y castigar

Redacción Radio Marca

¿Y si fuera él?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies