Radio Marca Almeria
Destacados Polideportivo

El opuesto de Unicaja Kurtarsev, ante el debut europeo, afirma estar «muy motivado y voy a aprovechar esta oportunidad»

La CEV debe de estar de enhorabuena, primero por recuperar a uno de sus grandes clásicos en las competiciones que ha venido organizando las tres décadas pasadas, y segundo por la aportación de calidad individual que Unicaja Costa de Almería le va a brindar con sus jugadores. Uno de ellos, sin duda una estrella mundial, de brillo espectacular para cualquier aficionado al voleibol, entra por primera vez en la ‘oferta’ de la Confederación Europea. Pablo Kukartsev, como escribió José de Espronceda, es temido en uno y ahora lo será en otro confín. El opuesto ahorrador ha jugado un Mundial de Clubes y varios Sudamericanos, pero nunca ha sido inscrito en una de las competiciones de ámbito continental en Europa, lo que por fin va a tener solución este miércoles: “Estoy con muchas ganas, nunca antes había podido jugarlas, estoy muy entusiasmado y motivado de poder hacerlo, ya que es algo que no todos tienen la oportunidad de disfrutar, y es algo que voy a aprovechar al máximo”.

Dicho queda, que el opuesto más letal, el que lidera todas las estadísticas, no piensa en hacer prisioneros en Europa, “porque jugar en competición europea abre muchas puertas a futuro, y eso es un gran paso para cualquiera”, como no hizo en América en “experiencias que no voy a olvidar jamás, jugar contra equipos que ahora mismo son tops mundiales, jugar contra jugadores que antes solo veía por televisión o en Internet”. Kukartsev cuenta las horas: “Espero que ya llegue el día, poder disfrutar y aprovechar cada momento que me brinda este club y demostrarme a mi mismo de qué estoy hecho y de lo que soy capaz”. Se confiesa “muy contento” de lo que ya ha vivido, pero deseoso de nuevas experiencias, de “dar buena imagen, pasar de ronda y tratar de llegar lo más lejos posible”. Esta situación es buena no solo para los jugadores, sino para el club y para la propia Superliga: “Brinda muchísima experiencia, porque el equipo va a jugar contra equipos ante los que nunca antes ha jugado, y favorece mucho no estar toda una temporada contra los mismos, y es una motivación más no saber cómo va a ser el rival, qué jugadores va a tener…”.

Añade a ello que “es una buena motivación y algo que favorece también al vóley español”, confesando que “sinceramente, no tengo aún demasiada información del rival, no sé cómo va, estuve investigando un poco y no parece tener mal equipo, los jugadores que tiene son de calidad, con experiencia, que dan batalla, pero hasta el miércoles tenemos tiempo de estudiarlos bien y poder enfrentarlos en el que va a ser ese primer partido de competición europea, que será muy interesante”, asegura. Lo mira con tranquilidad, porque sabe lo que le rodea de verde: “Sí tengo mucha confianza en este equipo, que está demostrando día a día la gran calidad de cada jugador, cómo se entrena en este club, lo que es formar parte de esta entidad, y sí, le tengo muchísima confianza; los jugadores nunca se rinden, siempre tratan de demostrar, algo muy bueno que hace más equipo; tenemos mucha confianza entre nosotros, tenemos muy buena relación, jugadores amigos, y eso es un gran apoyo, un gran punto a favor, y estoy muy contento de formar parte de este gran equipo”.

También la tiene en la afición, que sabe que no fallará a esta cita: “No siempre se puede disfrutar de una competición europea en casa, y lo que más nos encantaría sería que estuviese a reventar, que no entrase ni un alma, ni un alfiler, que la gente venga a hacer ruido, a apoyarnos, vamos a darles un buen espectáculo, les vamos a dar un muy buen vóley para poder disfrutar todos juntos, vamos a tratar de darles una victoria”. Insiste en ello: “Esto es algo que se merece ser visto y esperamos que venga mucha gente, y nosotros nos encargamos de darles alegrías”. El desgaste físico que va a suponer cinco partidos en dos semanas ya lo tiene descontado: “Va a ser una situación dura, porque no ha vivido hasta ahora jugar entresemana, pero todos vamos a poder aguantarlo perfectamente porque el equipo está en buenas condiciones físicas y aguanta muy bien la presión; veo muy bien a los chicos y lo que toca hacer es descansar muy bien después de casa partido para estar al cien por cien en el siguiente, mostrando a los rivales de la Superliga que por mucho que viajemos, seguiremos siendo un rival duro y que podemos con todo”.

El siguiente nacional será precisamente su ex, el UBE L’Illa Grau, lo que hace que su motivación no decaiga entre la doble cita con UVC Holding Graz: “Uno siempre tiene ganas de volver a su casa, el equipo de Castellón es donde yo me inicié, en el que empecé a formarme como jugador; tengo ganas de viajar, de ver al equipo, de jugar contra ellos, porque es totalmente distinto al del año pasado, duro, que está dando guerra, y va a ser muy interesante, además de que podré ver a mis familiares y amigos”. El de antes, el choque contra Urbia Vóley Palma, ha sido de gran ayuda: “Era una victoria que se necesitaba tras perder ante Teruel un duro partido; supimos demostrar que, aunque se pierda un partido, al próximo se vuelve a dar el máximo, que se puede decir que no nos afecta el haber perdido; tuvimos una semana muy buena de entrenamientos y necesitábamos ganar para volver a la primera posición de la tabla, algo que nos anima”. En su foro interno, “muy contento por el partido de todo el equipo, los jugadores hicimos todo lo que se pedía y lo que se necesitaba”.

En el primer set él solo dejó 8 puntos que abrieron el camino y dieron confianza al bloque, al que en todo caso pone deberes: “Sabíamos que iba a ser complicado, pero el equipo sabía perfectamente lo que tenía que hacer, hicimos un buen estudio del partido; el primer set la verdad es que fue increíble, nos salió todo, presionamos mucho con el saque, ellos no tuvieron una muy buena recepción, supimos frenarlos bastante en ataque, defendimos mucho… y cosas que se tienen que mejorar, lo que nos pasó en el segundo set y lo que nos sigue pasando en muchos partidos, hacer uno maravilloso y empezar mal el siguiente; en los entrenamientos prácticamente siempre ese tipo de situaciones se trabajan con Manolo, ir abajo y jugar con cabeza, jugar con calma, saber que no pasa nada porque el partido es largo, hacer la menor cantidad posible de errores, y eso es lo que hicimos”. Mentalmente, por lo tanto, la asignatura está aprobada: “Había que hacer borrón y cuenta nueva, se hizo, se entrenó muy bien, la verdad es que no podíamos dejar que nos afectara la derrota, porque si con Palma hubiésemos seguido en la semana pasada, habríamos perdido otra vez; se sabía que había que sacarla de la cabeza, salir a pista y demostrar que podemos ser superiores para firmar un partido espectacular, y ahora hay que seguir demostrando que Unicaja Costa de Almería es un equipo muy fuerte”.

Noticias relacionadas

…Y Monfort dijo ‘aquí estoy yo’

Jose Bayo

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

“Querer y no poder”, el drama del CD El Ejido

Jose Bayo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies