Radio Marca Almeria
Manolo Soler

El cheque volador

Hoy me cuesta escribir sobre cosas por la que lo voy hacer, se me hace un nudo en el estomago, y más que por mí, es por unos jugadores, deportistas, que están siendo engañados y que prácticamente se está riendo una persona de ellos.

Seguramente la cantidad es lo de menos, sino que alguien te pueda engañar, y no estar a la altura, es lo que más les molesta. Si haces compromiso con ellos, se debe cumplir. Mucho o poco sea la cuantía prometida, debe ir tu compromiso por delante. Es muy premeditado hacer comprometer a los jugadores para poder salir en competición y desde un principio saber que no podrás hacer frente a ese compromiso que distes. La impotencia que uno puede tener, no se puede imaginar, y difícil relatar en unas líneas.

Por eso quiero aprovechar y tocar este tema que aun en los tiempos que corren sigue pasando. Como es el del engaño, el de yo te prometo y luego no cumplo. Lo de lo prometido queda en
el olvido.

Y es que hay o sigue existiendo la persona de fácil prometer y más tarde, no quiero saber nada. Aquel que promete, como se suele decir en Argentina, lo del famoso cheque volador. Todo el mundo habla del cheque o talón, pero nadie lo ve, y cuando lo ve, no hay dinero para cobrarlo.

Es difícil no encontrar algún amigo, conocido, familiar… que no te diga que ha dejado de jugar en tal equipo, porque no le pagan lo apalabrado, o de que no van a tal club porque no es fiable, o que llevan tiempo sin percibir lo prometido. Lo vemos temporada tras temporada, ya sea en competición profesional (cada vez menos), semi-profesional, o amateur. Pero cada vez es menos en
los tiempos que corren, cada vez hay personas más creíbles, más adecuadas para sus cargos. Pero aun así, se cuela alguno que poca seriedad tiene.

Es verdad que el deporte, sobretodo el deporte amateur, no corre por sus mejores tiempos, en cuanto a economía se refiere. Apenas los deportistas se les cubren ni gastos de desplazamiento, hemos vuelto a ver que lo hacen por amar su deporte, en nuestro caso el fútbol.

No se entiende, que a veces los máximos responsables de los clubes, se mete en berenjenales que luego no saben salir, no meditan aquello que prometen, y no cumplen a lo que se han
comprometido. Pero lo menos entendible es que no se echan a un lado, intentando dejar a otras personas para intentar salvar el problema, NO, son como el perro del hortelano.

Luego esta, lo que más nos incumbe a los técnicos, el problema que ocasiona este tipo de circunstancias, que aunque intentas que no, si que condicionan todo en el trabajo diario, las exigencias, la concentración, las ganas… al final es muy complicado trabajar bien y orientar el trabajo de cara al partido del domingo, donde ves que todo eso repercute en el resultado.

Como bien dije al comienzo, es difícil escribir estas líneas con todo lo que uno está viviendo en las últimas semanas, donde hay una plantilla afectada, donde la intención de un equipo era competir de la mejor manera, pero NO, hay una persona que no le interesa nada de esto, y prefiere, cargarse el equipo sin más.

Noticias relacionadas

Y SE MARCHÓ

Vestuarios

Victor J. Hernandez Bru

Torneos de fútbol base

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies