Radio Marca Almeria
Destacados Fútbol UDA

El Almería pierde en Valladolid un partido en el que ambos equipos jugaron a empatar

El Almería pierde en Valladolid un partido

El Almería pierde en Valladolid un partido en el que ambos equipos jugaron a empatar

Los rojiblancos se muestran absolutamente romos en cualquier ámbito ofensivo, aunque disfrutaron de alguna ocasión para adelantarse, sobre todo tras la entrada de Embarba, que fue el mejor con media hora de juego.

FICHA TÉCNICA.

REAL VALLADOLID. Asenjo; Luis Pérez, Escudero, Joaquín, Javi Sánchez; Escudero, Aguado (Monchu, m. 65), Roque Mesa (Narváez, m. 78), Kike; Iván Sánchez (León, m. 78), Óscar Plano (Plata, m. 59) y Sergi Guardiola (Weissman, m. 65).

UD ALMERÍA. Fernando; Akieme, Pozo, Ely, Babic; Samu Costa, De la Hoz (Kaiky, m. 76), Robertone; Ramazani, Baptistao (Milovanovic, m. 76) y Dyego Sousa (Embarba, m. 58).

ÁRBITRO. Pablo González Fuertes. Amonestó a local Javi Sánchez y a los visitantes Milovanovic, Samu Costa, Akieme, Kaiky, Embarba y De La Hoz.

GOL. 1-0: Weinssman (m. 92).

INCIDENCIAS. Partido de la cuarta jornada de liga en Primera División, disputado en el Estadio José Zorrilla de Valladolid.

CRÓNICA.

La UD Almería y el Real Valladolid han protagonizado en Zorrilla un partido en el que ambos han apostado por no perder y en el que sin duda ambos han hecho méritos para ello, pero el marcador final ha reflejado una victoria que es demasiado tesoro para los locales y un castigo duro de más para los visitantes.

Un Almería muy parco en recursos ofensivos, en el que no han llegado a debutar El Bilal y Vinicius y en el que el mejor ha sido un Embarba que ha jugado algo más de media hora, generando prácticamente todas las jugadas de peligro del equipo rojiblanco, que ha jugado demasiado a la ‘ruleta rusa’ y ha terminado regresando sin botín desde las orillas del Pisuerga.

Un primer tiempo de ‘maduración’.

Los primeros compases de la primera parte han dejado claro que la velada futbolística iba a ser una lucha de estrategia, con dos entrenadores apostando por un partido largo y sin excesivos riesgos en su inicio. De hecho, no ha habido disparos ni ocasiones en los quince primeros minutos y sí un juego conservador y a la expectativa por ambos bandos.

Una tónica que se ha mantenido durante toda la primera mitad, en la que el Valladolid tenía más pelota pero menos ideas y la UDA parecía algo más incisivo, pero con poca pegada arriba, con todo fiado a la profundidad sin acierto de Ramazani y al empuje algo solitario de Dyego Sousa.

Sin duda, la ocasión más clara de la primera parte llegaba en el 33, con un centro desde la izquierda de Óscar Plano, rematado en solitario y desde la frontal del área pequeña por Guardiola, para estrellarla contra la madera del travesaño de la portería rojiblanca.

El Pucela incluso ha llegado a marcar, con una acción de Luis Pérez por banda derecha cuyo centro era tocado por Plano en primera instancia y rematado después en boca de gol por Guardiola, quien había permanecido durante toda la jugada en fuera de juego, tal y como señaló el colegiado.

Duro castigo.

El segundo tiempo ha comenzado con trazas similares al arranque del encuentro, con la diferencia de que muy pronto se han movido los banquillos, con la entrada de Plata en los locales y, en los visitantes, un Embarba que, en dos minutos en el campo, ha protagonizado el primer disparo cercano a la portería por parte de la UD Almería. En el área contraria, en un minuto, Kike Pérez lo intentaba de lejos, sin problemas para Fernando.

Pero no han hecho falta diez minutos para tener claro que la entrada de Embarba dibujaba otro partido. El Valladolid lo intentaba también con Plata y Weissman, pero las acciones de peligro salían de las botas del ex del Español, que empezaba a ser una pesadilla para la zaga de Pucela.

Y cambiando de área, a falta de once minutos, Weissman se plantaba solo ante Fernando y en fuera de juego, pero a pesar de que la jugada era ilegal, el meta del Almería volvía a hacer gala de su condición de ‘santo’.

Pero el palo más gordo estaba reservado para el tiempo de descuento, con un balón entre los centrales en el minuto 92 para buscar la picardía de Weissman en el área, que metía la punta de la bota para batir a Fernando. La sensación era de remar hasta morir en la orilla y ello se confirmó tras ocho minutos de descuento.

Noticias relacionadas

“Vamos a Lugo con muchísima ilusión y confianza”

Víctor Arrufat

“Una segunda vuelta dura e ilusionante” espera al CD El Ejido 2012 y a Wilfred

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies