Radio Marca Almeria
Destacados Fútbol UDA

El Almería muestra en Éibar su ‘cara B’

El Almería muestra en Éibar su 'cara B'. FICHA TÉCNICA. SD ÉIBAR

El cuadro almeriense apenas ha dispuesto de ocasiones de gol y se ha visto desquiciado por un rival ‘ultrapráctico’.

El Almería muestra en Éibar su ‘cara B’. 

FICHA TÉCNICA. 

SD ÉIBAR. Yoel; Correa (Glauder, m. 69), Tejero, Venancio, Burgos; Javi Muñoz (Atienza, m. 90), Álvarez; Corpas (Franchu, m. 69), Stoichkov (Quique, m. 81), Expósito (Sielva, m. 69); y Blanco Leschuk.
UD ALMERÍA. Fernando; Centelles (Akieme, m. 68), Pozo, Chumi, Babic (Villar, m. 87); Samu Costa, De la Hoz (Sousa m. 76), Puigmal (Nieto, m. 68); Lazo (Curro Sánchez, m. 77), Portillo y Sadiq.
ÁRBITRO. López Toca. Amonestó a los locales Tejero y Javi Muñoz y a los visitantes Centelles, Costa, Sousa y Portillo.
GOLES. 1-0: Stoichkov (m. 37).
INCIDENCIAS. Partido correspondiente a la décima jornada de la liga en Segunda División A, disputado en el Estadio de Ipurúa de Éibar.

CRÓNICA. 

La UD Almería ha mostrado su cara más gris en Ipurúa esta noche: un equipo plano, sin recursos, que no ha sabido sacudirse el dominio rival cuando el Éibar ha querido jugar y no ha encontrado por dónde atacarle cuando los armeros han decidido que no se jugara más. Un equipo, en definitiva, que ha echado muchísimo de menos a dos jugadores clave como Robertone y Ramazani, pero que aún así ha tenido una ocasión por cada período para haber incluso vuelto con un punto que, desde luego, no ha merecido.

Una primera parte para olvidar, que se podía haber empatado. 

El arranque del encuentro ha sido claramente de cara para el Éibar, que ha controlado la pelota en los diez primeros minutos y ha colocado tres centros en el área que no han encontrado rematador, especialmente peligroso uno de Correa con cabezazo de Corpas tras el que no ha llegado Blanco Leschuk de cabeza.

Sin embargo, el Almería ha sabido aguantar el ímpetu inicial de los locales, y, ya en el 16, Centelles ha protagonizado el primer acercamiento con un recorte mortal de Centelles que al final quedaba en nada. Cuatro minutos después, Sadiq lanzaba el primer aviso, con un latigazo desde la frontal, tras jugada personal, que se marchaba a la derecha de la portería de Yoel.

Pero el Éibar era más peligroso y profundo en sus ocasiones, primero en el 21, con un balón adelantado sobre el fallo de Chumi que Stoichkov aprovechaba sólo ante Fernando, pero que el capitán le sacaba de manera magistral; y en el 24, una doble ocasión con disparo de Blanco Leschuk volvía a configurar a Fernando como el héroe del arranque del encuentro. Ya habia salvado dos goles claros.

En la recta final de la primera mitad, el dominio del Éibar se ha incrementando, hasta pasar más de cinco minutos el cuero en su poder y el juego en el terreno de juego de la UDA, culminándose el proceso con un golazo de Stoichkov en el 37, con un balón que le caía tras una larguísima jugada armera, para que el punta empalmara un disparo escalofriante, ante el que, esta vez, nada ha podido hacer Fernando.

El broche a la primera parte ha llegado en el descuento, con una magnífica triangulación de la UDA, con pelota abierta a banda por Sadiq, centro malo de Pozo pero pelota suelta para un remate muy intencionado de Lazo, que Yoel ha sacado agónicamente para el córner.

En la segunda, menos que nada. 

El arranque del segundo tiempo ha planteado otro partido, con mucho más balón para una UDA que, no obstante, andaba huérfano de profundidad y no terminaba de llegar, aunque pasado el décimo minuto, disfrutaba de una doble ocasión, culminada con un disparo sobre el rival y otro a las nubes, éste por parte de Pozo.

El Almería ha tardado en gozar de su siguiente ocasión, porque no ha sido hasta el 73, cuando una gran triangulación en la frontal ha terminado con remate cruzado de Pozo que ha estado muy cerca de terminar en gol, todo ello tras los dos primeros y tardíos cambios de la UDA, con entrada para Akieme y Nieto.

Rubi movía el banquillo de nuevo a falta de doce minutos, dando entrada a Curro y a Sousa, que formaba con Sadiq una pareja de delanteros demasiado inmóviles, a los que no le llegaba balón. El Almería no funcionaba, pero aún le quedaba una, en el 95, con un balón centrado al área que terminaba cayéndole a un Akieme que no apoyó bien para el disparo y el cuero se marchó alto.

No había para más: el Almería había mostrado su cara más gris y no ha merecido más de lo que se trae de Éibar.

Noticias relacionadas

“Una segunda vuelta dura e ilusionante” espera al CD El Ejido 2012 y a Wilfred

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

“Triste último partido” como local para el CD El Ejido, con una clara derrota

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies