El filial de la UD Almería da el pistoletazo de salida al play-off mediante el que se busca ser el último equipo que acompañe a Vélez y Mancha Real hacia la Segunda División RFEF y lo hace con la visita del Torremolinos al anexo del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Los canteranos, que no pudieron superar la quinta posición en la anterior fase, deben afrontar este eliminatoria de cuartos de final, a partido único, a las 12:00 h. del domingo. La jornada, que se celebrará a puerta cerrada para el público, será emitida en directo, vía streaming, por la RFAF a través de la página web de su televisión virtual.

El rival del conjunto de la Academia ha entrado en la fase de promoción a través de ocupar el segundo lugar en la liguilla de repesca y cuenta con jugadores experimentados en la categoría. Esta situación es la que ha provocado que sean los indálicos los locales en esta primera ronda, teniendo, además, la ventaja del resultado en el hipotético caso de que se produzca un empate al término de la prórroga. En este sentido, el reglamento establece que pasaría a semifinales , donde esperan el Antequera y el Torredonjimeno, aquella plantilla que haya quedado mejor clasificada.

Ya no hay margen de error. El Almería B, que se ha visto muy penalizado desde que se iniciara el curso liguero por errores propios, ha entrado en ese tramo en el que cualquier despiste provoca una eliminación y, por lo tanto, quedarse en la Tercera División, que el próximo año equivaldrá a la quinta categoría del fútbol —en lugar de la cuarta como es actualmente— por la reestructuración vivida en este deporte con la creación de la Primera División RFEF.

La fase del play-off tiene un sistema de competición basado en que las eliminatorias se juegan a un único encuentro, siendo local el club que haya quedado mejor clasificado en las fases anteriores. Como se ha comentado, en el caso de que haya marcador de empate al término de los 90 minutos reglamentarios, se disputará una prórroga de quince minutos cada parte. En caso de persistir las tablas tras el tiempo extra no se recurrirá al lanzamiento de penaltis, sino que logrará el pase el equipo que está defendiendo su casa.

En cualquier caso, el filial se ha situado a tres encuentros del objetivo marcado en el inicio de la campaña y de sus actuaciones sobre el terreno de juego depende la posibilidad de llegar a la Segunda División RFEF. Por ello, Javi Robles, uno de los capitanes del Almería B, señaló en UDA Radio: “El equipo es consciente de la importancia que tiene este domingo. No conseguimos el objetivo en la segunda fase, pero este fin de semana nos brinda una nueva oportunidad para mejorar y no cometer esos errores que hemos tenido a lo largo de la temporada para lograr ese ascenso que tanto queremos”.