Radio Marca Almeria
Destacados Fútbol UDA

De la ilusión… al cuento de nunca acabar

De la ilusión... al cuento de nunca acabar

El Almería lo borda en la primera parte pero desaparece del terreno de juego en la segunda, en la que el Oviedo le ha igualado un 2-0.

De la ilusión… al cuento de nunca acabar.

FICHA TÉCNICA. 

UD ALMERÍA (2). Makaridze; Buñuel, Akieme, Maras, Cuenca; Petrovic, Morlanes (Brian, m. 85)); Lazo (Villalba, m. 68), Corpas (Juan Villar, m. 85), Carvalho (Ramazani, m. 92); y Sadiq.
REAL OVIEDO (2). Femenías; Christian, Johanesson, Grippo, Carlos Hernández; Tejera (Jimmy, m. 45), Édgar González, Nahuel (Arribas, m. 85), Mossa (Borja Sánchez, m. 66), Gyabaa (Blanco, m. 75) y Borja Valle.
ÁRBITRO. Ais Reig. Amonestó a los locales Buñuel y Sadiq y a los visitantes Nahuel, Bolaño y Gyabaa.
GOLES. 1-0: Sadiq (pen, m. 21). 2-0: Sadiq (m. 29). 2-1: Gyabaa (m. 54). 2-2: Grippo (m. 85).
INCIDENCIAS. Partido correspondiente a la vigesimoséptima jornada de la Segunda División, disputado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos a puerta cerrada debido a las medidas anti-Covid.

CRÓNICA. 

La UD Almería ha empatado hoy un partido que tenía encarrilado. Tras una primera parte para la ilusión, en la que incluso el resultado ha podido ser más holgado, incluso con un penalti fallado, en la segunda el equipo rojiblanco ha desaparecido del terreno de juego y ha dilapidado el resultado y el buen juego de la primera mitad.

La era Rubi ha comenzado con un partido de cal y arena, en el que la UDA ha tardado en hacer los cambios y los ha hecho, ya a la desesperada, cuando había tirado por la borda el botín conquistado en los primeros 45 minutos. De nuevo, de la ilusión del primer tiempo a la preocupación por lo visto en el segundo acto.

Estilo nuevo y gustándose

Los primeros compases del partido ya han dejado claro que el estilo Rubi es innegociable y la consigna de sacar la pelota controlada le ha ocasionado algún problema a una UDA que incluso ha obligado a Makaridze a un regate sobre la línea de gol.

Sin embargo, pasado el primer cuarto de hora, el Almería ha iniciado un acoso y derribo sobre la portería de Femenías, que ha dado un primer fruto en un derribo claro sobre la internada de Akieme, derribado para que Corpas lanzase el penalti y Femenías lo detuviese; y acto seguido, casi sin solución de continuidad, un balón al área en el que Gyabaa ha ‘despejado’ el tobillo de Cuenca: dos penaltis en cinco minutos, éste convertido en el 1-0 por Sadiq.

El Almería se ponía por delante y los siguientes minutos fueron de defenderse y tratar de salir a la contra, pero cruzada la primera media hora de juego, la UDA protagonizaba su mejor jugada combinativa, colocando el balón en banda para el pase interior de Akieme sobre el desmarque de un Sadiq que, de nuevo ‘en genio’, entre los centrales, le atravesaba el esférico al palo largo para redondear el 2-0.

Cinco minutos después, tras una fenomenal galopada de Corpas y pase al segundo palo, Sadiq mostraba su otra cara, rematando a las nubes una pelota que prácticamente estaba dentro del marcado de Femenías.

Los últimos diez minutos de la UDA han sido de gustarse, de jugar a placer, de meter al Oviedo en su área, de mover la pelota con velocidad ‘en cortito’ y llevar el cuero a la zona de peligro, haciendo olvidar que se trataba del primer partido de la nueva ‘era Rubi’.

Un hgorror de segundo tiempo. 

En la reanudación, el Oviedo ha salido queriendo más la pelota, sabiendo que le correspondía la responsabilidad de la remontada y aprovechando que la UDA le ha cedido el control. De hecho, en menos de diez minutos, en un regalo de Cuenca en la salida de pelota, Gyabaa se ha encontrado con un uno contra uno en el área ante Makaridze, para batirlo por bajo y convertir el 2-1.

En ese momento el partido se ha parado, con un Almería que ha parecido notar el peso de los minutos en su estado físico y un Oviedo que tampoco encontraba la manera de hacerle año a la UDA. El Oviedo, tras 20 minutos, había hecho ya dos cambios, por ninguno de los de Rubi, que hasta el 23 no dio entrada a Villalba.

La respiración se ha contenido en el minuto 74, con un centro al área del Oviedo, rematado por Gyabaa en escorzo, cerca del palo, de nuevo con pasividad de los centrales para tapar el remate. El peligro, el susto, ha parecido espabilar a una UDA, que primero ha rematado de lejos con Sadiq, por poco fuera del marco; y acto seguido con otro disparo similar, éste del recién entrado Villalba, que ha obligado a la ‘palomita’ de Femenías para córner.

No ha marcado el Almería y lo siguiente que ha pasado en el área ha sido una jugada comprometedora de Buñuel que ha perdido un balón, ha hecho una falta peligrosa lateral y un centro para el remate de chilena de Grippo, para el empate a dos, a falta de ocho minutos. Entonces ha sido cuando han venido los cambios que la UDA debía haber hecho mucho antes, que ya no han servido para evitar la decepción.

Noticias relacionadas

“Vamos a Lugo con muchísima ilusión y confianza”

Víctor Arrufat

“Una segunda vuelta dura e ilusionante” espera al CD El Ejido 2012 y a Wilfred

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies