Radio Marca Almeria
RadioBlog: Minuto 92

Compras, ventas, viajes, autobuses y el problema del sexo en Lugo

Posted by Radio Marca Almería on Thursday, May 31, 2018

 

Mientras el Ayuntamiento de Lugo anuncia que a partir de ahora se multará a aquellos que hagan el amor en el coche, cientos de  almerienses ya tienen reservada plaza en los autobuses que los desplazarán hacia la ciudad lucense mañana viernes, a fin de presenciar el último encuentro de Liga esta temporada.

La pregunta es: ¿esa prohibición abarcará también a los autobuses matriculados en Almería?

El caso es que la afición del Almería vuelve, una vez más, a estar muy por encima del club en cuanto a categoría, entrega y méritos. Que se fleten autobuses para transportar a 300 almas con dirección a Lugo y se agoten las localidades con dos días de antelación, teniendo en cuenta que la Liga está casi perdida y la categoría también, evidencia que aquí hay materia prima para que la situación fuera mucho mejor de lo que es en realidad.

El Almería se la juega pasado mañana en el Anxo Carro, en un ambiente de vigilancia extrema que no va a servir para nada. Desde que nací a esto del fútbol, llevo escuchando que se compran, venden, amañan, distraen, arreglan, chapucean, componen y orientan partidos.

Y de un tiempo a esta parte, desde que Tebas, el gran luchador contra la corrupción que se permite el lujo de anunciar el ascenso de Huesca y Zaragoza semanas antes de que éstas se produzcan, el número de equipos condenados por amaño es, exactamente, el mismo que antes.

El circo que se ha montado con lo del Huesca-Nástic es, simplemente, eso; un circo, un teatrillo para que parezca que se sabe qué demonios hay que hacer para que el que gane sea el que tiene que ganar y el que descienda el que haya hecho más méritos para ello.

Que a Nástic y a Huesca no le va a pasar absolutamente nada es algo que tan sólo saben los vivos y los muertos; exactamente igual que el que el Córdoba seguirá un año más en Segunda, a pesar de que ha sobrepasado con creces todos los topes salariales y el fair play financiero de los que presume una Liga de Futbol Profesional en la que la fachada oculta una realidad muy diferente a la que se observa desde fuera.

La única realidad del fútbol es que, salvo que se produzca un milagro, el Almería se va a ir este año a Segunda División B, a pesar de los escándalos, de las apuestas, de los viajes de aficionados, de las fantasmadas de Tebas, de los brindis al sol de Rubiales, de las apuestas que dejan ojipláticos a la mitad de los bielorrusos y a pesar, también, de que desde ahora, los lucenses van a necesitar algo más que un Simca 1.000 para echar un kiki.

Noticias relacionadas

… la cara que se te queda

‘Caso Segura’ o ‘caso Gianfranco II’: el arte de vetar, apartar, amenazar y castigar

Redacción Radio Marca

¿Y si fuera él?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies