Radio Marca Almeria
Destacados Francisco Martínez Más deporte

BLOG #PsicologíayDeporte: ‘Sobre Simone Biles’ by Francisco Martínez Gómiz

BLOG #PsicologíayDeporte: ‘Sobre Simone Biles’ by Francisco Martínez Gómiz

 

Están en marcha uno de los Juegos Olímpicos más singulares de la historia. Se realizan un año después de su fecha inicial, sin público, con unas medidas de seguridad extremas, limitaciones de movimientos tanto para deportistas como para medios de comunicación.., en fin, unos juegos distintos.

Los JJ.OO suelen ser el evento deportivo por excelencia en todas las disciplinas. Conseguir una medalla en unos juegos está mucho más valorado por el atleta que la conseguida en un mundial o europeo. Ocurre en casi todos los deportes y digo casi porque hay una excepción…, el fútbol, para el que los JJ.OO se trata de una competición menor.

En todos los demás deportes una medalla olímpica es un refuerzo moral (y económico) para el deportista. El que consigue alcanzar medalla en España, por ejemplo, goza de una beca hasta el próximo ciclo olímpico. Esto te permite estar en un CAR, tener preparadores técnicos, físicos y psicológicos y acceder a mejores materiales de entrenamiento. En deportes donde la financiación es muy complicada, atletismo, piragüismo, judo, taekwondo.., es fundamental conseguir metal para poder dar un paso adelante en tu preparación como deportista.

Pese a tratarse de unos JJ.OO “raros” las emociones de los deportistas son iguales que en anteriores ocasiones. Piensa que muchos de ellos han estado entrenando durante los últimos 4 años, ciclo habitual de las competiciones olímpicas, aunque en este caso han sido cinco por la excepcionalidad de la pandemia, para entrar en competición y poder alcanzar la tan ansiada medalla. Más allá del metal, suele ser la culminación de muchas horas de entreno. Por cierto, lo dicho antes sobre el tema económico para las becas de deportistas no sólo se extiende para las tres medallas, sino que se becan también los que alcanzan un diploma olímpico, es decir, los que quedan entre los 8 finalistas, con menos cuantía, pero, al fin y al cabo, también se trata de una beca para deportistas.

Toda esta introducción es para contarte que una de las máximas estrellas de los JJ.OO, Simone Biles, abandona la competición no por una causa física, sino por una causa mental. La salud del ser humano no solo se basa en la condición física, sino también en la mental y en la emocional. Biles, como cualquier ser humano, no se encontraba bien para poder competir y antes de provocarse una lesión importante o lastrar al equipo con malos resultados ha decidido abandonar la competición.

Mujer valiente donde las haya, quizá en otras ocasiones otros deportistas se han encontrado en la misma situación que Biles y no han dado ese paso necesario, obteniendo unos resultados por debajo de sus capacidades sin encontrarse el público con una explicación adecuada del bajo rendimiento de ese deportista.

Acostumbrados como estamos a juzgar desde nuestro sillón el trabajo de los atletas que llevan en sus espaldas horas y horas de entrenamiento, cuando no consiguen los resultados que esperábamos tendemos a enviarlos a los infiernos, sólo somos de un equipo o de un deportista cuando gana, cuando pierde no queremos saber nada.

Biles es el ejemplo de una persona valiente, que admite que como ser humano no somos perfectos y que tenemos nuestros miedos y nuestros infiernos, a pesar de ser una gimnasta talentosa donde las haya, primero está la persona.

Con una infancia complicada, abandonada por sus padres biológicos, educada por sus abuelos, la gimnasia era un balón de oxigeno donde enfocar todas las emociones encontradas que había sufrido desde pequeña. Destapa un caso de abusos en la federación de su país, alza la voz frente a las injusticias, no se queda al margen y se implica en aquellas situaciones en las que considera que se están vulnerando derechos y, sobre todo, derechos de la mujer. No duda en romper su contrato con Nike porque la marca deja de pagar el patrocinio a mujeres deportistas que se quedan embarazadas y ha sido una de las caras visibles del movimiento “Black lives matter”.

Pero ante todo, y como ella mismo dice, está la persona, está el bienestar físico, psicológico y emocional del deportista. Para competir al máximo nivel esas tres partes deben estar equilibradas, cuando alguna de ellas se desequilibra es difícil conseguir el objetivo.

Lo primero que hizo Biles fue aislarse, irse a un entorno seguro, a disfrutar de una puesta de sol, del apoyo de los “suyos”, de un almuerzo con su círculo de confianza, donde no se le juzga, donde puede ser ella…. No perdamos la esencia de lo importante, tus amigos, tu familia, tu “lugar”, tu puesta de sol…., eso es fundamental para tu bienestar, mucho más efectivo que cualquier medicación que te puedas tomar.

Ahora Biles nos necesita, necesita que no la juzguemos, que la comprendamos, que seamos consecuentes con su decisión, que el bienestar de la persona está por encima de medallas y reconocimiento. Ánimo, Simone, volverás más fuerte (si te apetece) te has llevado la mejor de las medallas y es el reconocimiento de los demás atletas y del público en general.

Necesitamos más Biles para normalizar un aspecto como es la influencia de la psicología en cualquier ámbito de nuestras vidas, del que poco se habla y del que, como hemos visto en numerosas ocasiones, es muy importante para alcanzar esos logros que nos desafían día a día.

¿Vosotros qué pensáis? Espero vuestros comentarios.

Noticias relacionadas

“Una segunda vuelta dura e ilusionante” espera al CD El Ejido 2012 y a Wilfred

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

“Triste último partido” como local para el CD El Ejido, con una clara derrota

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies