Radio Marca Almeria
Destacados Francisco Martínez Más deporte

BLOG #PsicologíayDeporte: ‘Liderar en tiempos convulsos’ by Francisco Martínez Gómiz

Blog #PsicologíayDeporte, ‘Liderar en tiempos convulsos’ by Francisco Martínez Gómiz.

Llega un jefe nuevo, no sabes si va a ser más exigente que el anterior, si tus funciones se verán modificadas, si adquieres más protagonismo o por el contrario tus tareas pasan a tener una importancia menor, si los procesos cambian…, en fin un sinfín de preguntas que a todos nos ocurre cuando hay cambios importantes en nuestro entorno de trabajo.

Más o menos eso es lo que han debido pensar los jugadores de la UDA cuando a mitad de la semana pasada conocen la destitución de su jefe anterior y la llegada de un nuevo jefe, Rubi, al club.

En mi opinión, no había motivos suficientes para que se produjera este cambio pero ni soy el propietario del club ni, a lo mejor, estoy en lo correcto. Competir durante toda la temporada (excepto al inicio de la misma) por los puestos de privilegio no está al alcance de cualquiera y el equipo ha ofrecido días de muy buen fútbol propio de una categoría superior por trato de balón y finalización de las jugadas.

El puesto de entrenador de fútbol es bastante desagradecido, “el fútbol no tiene memoria” dicen los que entienden de esto, aun así, cuestionar a un técnico que no ha bajado del podio al equipo durante muchas jornadas me parece, como mínimo, frívolo.

Y no es que el nuevo entrenador no tenga las garantías suficientes para alcanzar el objetivo de subir a la UDA a primera, no estoy comparando, creo que Rubi es un entrenador preparado para este reto, simplemente creo que no se ha sido del todo justo con Jose Gomes señalándole como responsable de la falta de puntos en las últimas jornadas cuando algunos errores puntuales de los jugadores han provocado que los tres puntos no subieran al casillero.

Lo dicho, el puesto de entrenador de fútbol es un puesto complicado, todo el mundo te alaba cuando ganas y esos mismos te cuestionan cuando pierdes. Seguro que esta experiencia hace evolucionar Jose Gomez para su próximo reto. Si sigue en esta línea pronto lo veremos en nuevos desafíos. Suerte Míster.

Liderar implica tomar decisiones, escuchar a tu equipo, convencerles de que es posible lograr el objetivo de ascender, superar dificultades de forma conjunta, ayudar a tus jugadores a ofrecer su máximo potencial, etc. Es decir, en dos jornadas de trabajo todo lo descrito en el párrafo anterior no es posible llevarlo a cabo.

Rubi va a contrarreloj, por eso creo que ha negociado un contrato largo (3 años) para que en el caso de no cumplir con el objetivo del ascenso en estas jornadas que quedan (y playoff) pueda tener ese tiempo necesario para implementar sus ideas sobre el campo.

En el primer once que puso en liza apenas había cambios (más allá de los obligados por sanción y/o lesión) respecto al equipo que había jugado últimamente en el campeonato. Que el equipo no está fresco es una evidencia que habrá que “depurar” a final de campaña, en el tramo decisivo hay jugadores que no están a su máximo rendimiento físico y, por el contrario, lo han estado en otros periodos anteriores de la temporada.

Si se atisba un fútbol más directo, menos toque en medio cambio y buscando mayor verticalidad de cara a portería. En una primera parte extraña, llegaron los dos goles antes que el juego y se podía haber marcado algún gol más cuando el equipo se soltó y desarboló al Oviedo.

Un claro 2-0 al descanso que hacía presagiar una cómoda segunda parte. Y así estaba siendo hasta el 2-1 del equipo rival. Entraron las dudas, el físico no llegaba, las ideas no fluían y como consecuencia se produjo el gol del empate.

Se podía haber ido el Oviedo con cuatro o cinco goles en su visita a Almería y sin embargo se llevó un punto. Y todo, todo lo hizo la UDA en el partido, los dos goles, por supuesto, los fallos clamorosos frente a portería (incluido un penalti) y los errores groseros que costaron los dos goles en contra.

Tiene Rubi mucho trabajo por delante y poco tiempo para ello, tiempo, eso que buscan los entrenadores y que en muchos casos no lo llegan a conseguir. Pero sobre todo Rubi necesita devolver la confianza al equipo, hacerles sentir que son un equipo dominante en la categoría, que no es suficiente con ir ganando cómodamente, que hay que seguir buscando portería, que hay que estar concentrados en balones parados, que hay que saber llevar el “tempo” del partido y lo que se precisa en cada momento… En fin, viene Rubi con una libreta cargada de tareas y poco tiempo para llevarla a cabo. Suerte Míster.

¿Vosotros que pensáis? Espero vuestros comentarios.

Noticias relacionadas

“Una segunda vuelta dura e ilusionante” espera al CD El Ejido 2012 y a Wilfred

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

“Triste último partido” como local para el CD El Ejido, con una clara derrota

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies