Radio Marca Almeria
Destacados Francisco Martínez

BLOG #PsicologíayDeporte: El nuevo fútbol by Francisco Martínez Gómiz

BLOG #PsicologíayDeporte: El nuevo fútbol, by Francisco Martínez Gómiz.

 

Tras una nueva victoria de la UDA (van seis consecutivas y diez semanas en total sin perder) y tras un partido controlado en bastantes fases del mismo me van asaltando una serie de cuestiones que voy a desarrolla en este artículo.

Consumido casi un tercio de campeonato la posición en la tabla es de sobresaliente, en los puestos altos, con un partido menos disputado por el inicio tardío de la campaña y con el depósito de confianza a tope que aportan los resultados de las últimas semanas. Y digo los resultados porque el juego, bajo mi parecer, está aún un punto por debajo de lo esperado.

Pero analizando la competición en global, no solo la segunda división, sino otras ligas incluso, observo cómo hay ciertas similitudes en algunos apartados del juego. En muchas de las ligas el primer clasificado no es el equipo dominador de las últimas temporadas, llámese Juventus, Liverpool, Manchester City, Real Madrid o Barcelona, por ejemplo. Caso aparte es el PSG y el Bayern que apenas tienen competencia en sus ligas domésticas. También hay que tener en cuenta que todos estos equipos debido a la Champions han jugado menos partidos de la liga pero aún así no están liderando sus campeonatos.

Por lo especial de la circunstancias de la pandemia que estamos viviendo desde el peculiar final de temporada anterior y el inicio de esta apenas han tenido los equipos fase de preparación física y táctica, y muchos de ellos han “aprovechado” el propio campeonato liguero como pretemporada de ahí que algunos resultados hayan sido sorprendentes para la trayectoria y entidad de los equipos (victoria del Cádiz en casa del Real Madrid, por ejemplo).

Y en esa está la UDA, que con un inicio dubitativo, con escaso rodaje y fondo físico, en las primeras jornadas se acumulan más derrotas que victorias. El juego del equipo no es “redondo”, no se controlan los partidos, el equipo está muy “largo”, no se logra mantener el mismo nivel de intensidad a lo largo de los noventa minutos pero, aun así, gracias a individualidades se van sacando los partidos y se va sumando de tres en tres.

En un fútbol donde jugar en casa o jugar fuera ya no es tan determinante porque no existe el calor de los aficionados, los arbitrajes, por ejemplo, están menos condicionados. Se ha batido el registro de penalties pitados fuera de casa, por ejemplo, o se ha aumentado el número de expulsiones de jugadores locales, por aportar unos datos que aclaren este punto.

La presencia de aficionados en el estadio garantiza seguridad al equipo de casa, presiona al colectivo arbitral para que las decisiones sean más a favor que en contra y aporta ese esfuerzo extra que necesita el jugador cuando las fuerzas no llegan. Eso, ahora, en la actualidad no existe, por eso el fútbol es un poco más “desnaturalizado”, más “enlatado”, menos emocional y más académico, hemos perdido la parte emotiva del fútbol, la afición.

También se nota en el nivel de concentración en los partidos. Cuando el equipo local sale a calentar ya está el aficionado ahí, gritando, apoyando…, eso ahora no existe, el jugador no recibe ese “calor” de la grada y entonces el nivel de concentración y de estar “metido” en el partido es un trabajo más individual, más del jugador.

Estamos asistiendo en este nuevo fútbol a muchos errores de concentración de los jugadores. Errores groseros que cuestan goles y que son mucho más visibles en la posición del campo más expuesta y con más repercusión cuando se produce dicho error que es en la portería. Estamos asistiendo a errores importantes de porteros consagrados que están costando goles en contra a su equipo, pero se dan más errores en el devenir del juego, lo que ocurre es que si un centrocampista pierde un balón es posible que la defensa pueda remendar el error, pero amigo, si el portero da un pase erróneo en el 95% de las ocasiones se traduce en gol para el equipo contrario.

Esos errores era más difícil de ver antes porque el público “achucha”, grita, y eso genera que estés “metido” en el partido. Ahora se escuchan los gritos de los jugadores, entrenadores y cuerpo técnico pero no es suficiente para estar “enchufado” 100% en muchas fases del partido.

Quizá esta temporada completa sea así, sin espectadores en el campo, con errores de concentración, sin que jugar en casa sea totalmente determinante (ya empezaba a no serlo, por ejemplo en los cruces de Champions pero con esta situación se ha agudizado más) y sin hacer partidos “redondos” los 90 minutos.

Pero quien esté más acertado, quien defina mejor, quien minimice sus errores, ese equipo va a tener opciones de todo. Y en eso está la UDA, sin haber llegado a alcanzar su potencial más alto, está encaramada en las primeras posiciones del campeonato con opción a todo.

Y dejo para los “profes” de Radio Marca Almería el análisis técnico del juego de la UDA que tienen muchos más conocimientos y experiencia que éste que les escribe.

Noticias relacionadas

“Una segunda vuelta dura e ilusionante” espera al CD El Ejido 2012 y a Wilfred

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

“Querer y no poder”, el drama del CD El Ejido

Jose Bayo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies