Radio Marca Almeria
Destacados Francisco Martínez Más deporte

BLOG #PsicologíayDeporte: ‘El depósito de la confianza’ by Francisco Martínez Gómiz

Dicen los que entienden de esto del fútbol que no es como empieza sino como acaba y tienen toda la razón pero yo prefiero empezar ganando, ofreciendo buenas sensaciones y siendo superior a tu rival en todas las facetas del juego que luego ir con la calculadora y las prisas a final de campaña.

En una salida complicada, como la mayoría en segunda división, con un equipo peligroso y aguerrido y con el poco rodaje que llevan las escuadras de segunda división Cartagena, a priori, parecía una plaza importante y un “morlaco” duro que nos lo iba a poner “en chino”.

Nada más lejos de la realidad, dos despistes del Cartagena en la primera parte, dos chispazos de Sadiq y Ramazzani, jugadores con “algo” diferente a los demás (que luego hay que aprovechar los errores y transformar las ocasiones) y partido “plácido” para el Almería, pese al susto a la vuelta de vestuarios con un golazo de bandera desde la frontal del área de los murcianos.

La UDA apareció muy bien plantada en el campo, concentrada, con una presión alta y adueñándose de la pelota. El rival no sólo no se acercaba al área sino que cometía errores cerca de la suya que le costaron un claro 0-2 en el final de la primera parte.

En mis procesos de coaching con los deportistas no suelo tener en cuenta el resultado (o clasificación) para valorar sus progresos, me centro más en sus sensaciones, en su mejora diaria, en su lucha contra sí mismo, porque, en ocasiones, no siempre el resultado es el reflejo del trabajo del deportista.

Pero también es cierto que un buen resultado acompañado de un buen juego es un “chute” de confianza importante, es la confirmación del trabajo realizado durante la pretemporada, siempre es mejor comenzar con un buen resultado para consolidar los conceptos de trabajo. Siempre es mejor tener lleno el “depósito de la confianza” porque posibilita que el jugador sea más atrevido, que las dificultades (goles en contra, tarjetas, etc…) puedan ser superadas para conseguir los 3 puntos, porque esa inercia se convierte en dinámica positiva y subidos a esa “ola” se pueden sacar resultados muy ventajosos para las aspiraciones del grupo.

La confianza provoca que el jugador pueda ofrecer la mejor versión de sí mismo, realice acciones más arriesgadas porque la ventaja sobre el rival puede ser mayor y si no saca ventaja…, lo vuelve a intentar en la próxima ocasión. La confianza es fundamental para consolidar el bloque, para limar las diferencias, para hacerse más fuerte. La confianza es un elemento clave para que el equipo consiga el tan ansiado ascenso. Si observas los equipos que ascendieron la temporada pasada, cada uno tenía su estilo de juego pero lo que todos tenían en común fue la confianza de los que componían esas plantillas, el atrevimiento, la seguridad de que podían hacerle frente a ese descomunal reto de ascender de categoría y fue uno de los elementos clave en la consecución del objetivo.

Empezar ganando hace disipar dudas a los jugadores, “encajan” mejor los conceptos tácticos del míster, se genera un “buenrrollismo” entre los componentes del equipo que favorece la comunicación y la consolidación del proyecto deportivo.

Comenzar ganando hace que visualices tu objetivo de ascenso como mucho más real, más cercano, más plausible, de forma natural las piezas “encajan” y le das sentido a tantas horas de entreno.

Pero esta sensación es tan efímera que llega el fin de semana y hay que volver a obtener un buen resultado para seguir en la misma línea, realizar un buen partido, desarmar al equipo contrario para conseguir llevarse el “gato al agua” porque si no se gana el que rellena su depósito de confianza es el equipo rival.

Ya lo dijo el míster en pretemporada, experto en estas lides, prefería tener buenos resultados en la preparación para que el ambiente de trabajo sea el más adecuado. Tras el primer partido hemos podido comprobar como el equipo ha asimilado bien los conceptos y ha servido para poner a los jugadores a punto físicamente, aunque mucho me temo que aún se van a realizar cambios en la composición de la plantilla hasta la finalización del periodo de fichajes.

Comenzar con una victoria permite llenar un poquito el “depósito de la confianza”.

¿Vosotros que pensáis? Espero vuestros comentarios.

Noticias relacionadas

“Una segunda vuelta dura e ilusionante” espera al CD El Ejido 2012 y a Wilfred

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

“Triste último partido” como local para el CD El Ejido, con una clara derrota

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies