Radio Marca Almeria
Destacados Francisco Martínez

BLOG Fco. Martínez Gómiz: Padres y deporte

 

Por Francisco Martínez Gómiz

Se acerca el final del periodo estival, la vuelta a la rutina, el trabajo, la jornada de trabajo, el cole de los niños y las actividades extraescolares. Muchos de nosotros (yo también soy padre) tratamos de inculcar en los niños (y niñas, claro) la pasión hacia alguna actividad física. Seguro que habéis leído en diferentes medios las ventajas que tiene hacer deporte en vuestros hijos, desde una mayor facilidad para relacionarte con los demás, la definición de metas, el esfuerzo como valor para alcanzar resultados, etc. El deporte como materia educativa puede favorecer el desarrollo de nuestros hijos de cara a lo que deben enfrentarse el día de mañana. Soy un convencido de esto y de los valores que tiene la práctica deportiva en nuestros pequeños.

Antes de inculcar la pasión por el deporte a tu hijo comprueba que a este le motiva la realización de esa actividad. Por ejemplo, si queremos que nuestro hijo juegue al fútbol tendremos que asegurarnos que ese es el deporte que quiere hacer y no sólo lo practique porque le gusta a sus “papas”. En edades tempranas el deporte debe ser una herramienta de motivación del niño y en NINGÚN caso, lo repito por si acaso, en NINGÚN caso, debe ser una obligación para el/ella. Por eso es fundamental asegurarse de que el deporte que practican nuestros hijos realmente les hace disfrutar del mismo independientemente de si ganan o pierden cuando “compiten” (ellos sólo juegan).

En la mayoría de los clubs deportivos de nuestra provincia la estructura de los mismos son muy sencillas. Una Junta Directiva, unos monitores/entrenadores, los niños y niñas que practican ese deporte y…., los padres y madres de esos niños y niñas. Si papas y mamas somos parte de la estructura del club, no en vano, organizamos nuestras agendas para que los niños vayan a los entrenamientos, o nos organizamos para llevarlos a los partidos o le compramos el material necesario para realizar la práctica deportiva. Si, definitivamente los padres somos una parte fundamental de las estructuras deportivas en las que inscribimos a nuestros hijos.

Ahora bien, en algunas ocasiones he observado comportamientos poco apropiados no de los niños en la práctica de su deporte favorito sino de los padres mientras realizan esa práctica y creo que no somos conscientes de las contraindicaciones que estas conductas pueden causar en nuestros hijos.

Si estamos seguros de que el niño o la niña disfrutan realizando su deporte favorito, nosotros como padres deberíamos seguir unas sencillas reglas que ayudaran a nuestros hijos en su desarrollo como deportistas y como personas.

  1. Dejan al entrenador hacer su trabajo. He sido testigo en demasiadas ocasiones como papa (o mama) tratan de dar instrucciones a sus hijos en pleno partido, instrucciones que, en ocasiones, eran contraproducentes con las que le había dado su entrenador. Esto hace que el niño/niña se confunda, “¿ha quien hago caso, a mi entrenador o a mis padres?”. Si estamos en la grada como padres tenemos que ejercer ese “rol de padres” y no asumir otros roles que no nos corresponden en ese momento. Si creo que puedo hacerlo mejor que el entrenador de mi hijo, me saco el título correspondiente a esa modalidad deportiva y me pongo a entrenar y ahí si ejerzo como entrenador de los niños.
  2. Apoyan a su hijo/a y a sus compañeros. Aunque fallen, aunque se equivoquen, aunque pierdan la pelota, hay que dar un mensaje de aliento, “no pasa nada” “la próxima seguro que lo haces mejor” “ayuda a tu compañero para hacerlo más fácil”, son frases que deberíamos transmitir como padres. Sí, lo sé, no es lo que se escucha habitualmente en la grada, por eso hago hincapié en ello.
  3. No le preguntes cómo has quedado, pregúntale cómo se lo ha pasado. Si quieres que la práctica deportiva sirva como lección de aprendizaje no preguntes por el resultado, pregunta por el proceso, cómo se lo ha pasado mientras hacia deporte.
  4. Máximo respeto por el contrario, entrenadores y sobre todo, árbitros. Para que el niño/a haga deporte deben existir otros deportistas otros entrenadores y sobre todo jueces y/o árbitros. No cuestiones delante de tus hijos las decisiones de los jueces. No van en contra de nadie, no tienen ningún interés en que tu hijo/a gane o pierda. Trasmítele a tus hijos respeto por la labor arbitral.
  5. Transmítele confianza. “Estoy seguro de que puedes hacerlo”, “te has esforzado mucho”, “cuanto más entrenes mejor resultados tendrás”. Es normal que algunas veces se gane y otras se pierda tanto en unas ocasiones como en otras muéstrale tu apoyo al esfuerzo que está realizando.
  6. No le grites ni le riñas públicamente. Si tienes que corregir algo hazlo en privado y siempre de forma constructiva. Aunque un buen entrenador estará atento a esas posibles mejoras, para eso están los entrenos para corregir esos errores. Si quieres ser entrenador/a vuelve a leer el apartado 1.
  7. No compares a tus hijos con otros. El desarrollo psicomotriz, emocional y evolutivo de tus hijos no tiene nada que ver con el de otros niños. Observa si evoluciona en su técnica, en su forma de pasarlo bien, en disfrutar de su deporte, pero no te fijes en los resultados únicamente como elemento de mejora.

Papas y mamas, si seguimos estos sencillos consejos podremos disfrutar viendo a nuestros hijos realizar una práctica deportiva y podremos verlos felices, creciendo, desarrollando su capacidad psicomotriz y divirtiéndose que es lo verdaderamente importante en estas primeras etapas.

Noticias relacionadas

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

“Querer y no poder”, el drama del CD El Ejido

Jose Bayo

“Quedan cuatro finales” para CBM Bahía de Almería, la primera este miércoles

Jose Bayo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies