Radio Marca Almeria
Destacados Francisco Martínez

BLOG PACO GÓMIZ. Motivación, el elemento secreto.

BLOG, por Francisco Martínez Gómiz.

Tras los últimos éxitos del deporte español logrando varios campeonatos del mundo en sus respectivas categorías; Alejandro Valverde (mi más profunda admiración) Ana Carrasco, Nikoloz Sherazadishvili, en otras ocasiones subiendo al pódium de una gran competición; Selección Española de Baloncesto Femenino, (llevan desde el 2013 sin bajarse del “cajón” en una competición internacional) o, por ejemplo, algo más cercano, la buena marcha de la UDA en las últimas jornadas, estuve analizando cual es el elemento clave para conseguir tan buenos resultados y llego a la conclusión que hay algo que vincula a todos los deportistas en cualquier disciplina y que es la base fundamental para alcanzar metas: la MOTIVACIÓN.
La raíz latina de motivación es motere que significa mover. La motivación se define como «un estado interno que excita, dirige y sostiene el comportamiento». Lo que realmente diferencia a los campeones de los que no lo son es que traducen el pensamiento en acción, es decir, no sólo piensan que pueden ser campeones sino que se entrenan para serlo.
El lema de cabecera de Carolina Marín, campeona olímpica, mundial y europea de bádminton es puedo porque pienso que puedo. Lo piensa, lo anhela, lo visualiza, lo siente y se entrena como una mala bestia para ser campeona. No hay más secreto ni suerte, piensa, siente, vive y entrena para conseguir el objetivo, está motivada para conseguir su meta.
Y esta motivación viene del interior del atleta. No es la fama lo que le interesa ¿serían capaces de decirme las componentes del equipo español de natación sincronizada?, ni el dinero ¿saben que el campeón olímpico español de piragüismo, Saúl Craviotto, es Policía Nacional?, ni si quiera ser el primero en algo, ni tener grandes casas o vehículos etc,… Lo que realmente le interesa a estos grandes campeones es superarse a sí mismos, explorar sus límites y llegar más allá de ellos.
Su mente y su corazón se orientan para dar el máximo de sus posibilidades y del interior de cada uno/a surge la energía necesaria para conseguir esos resultados tan brillantes. Si, han leído bien, surge del interior de cada deportista y debe ser bien gestionada para orientarla de manera positiva hacia la consecución de resultados.
Así, por ejemplo, no me cabe la menor duda de que los componentes de la plantilla de la UDA están motivados para alcanzar las metas planteadas por la dirección deportiva y ésta, a su vez, la está gestionando de manera muy eficiente a la vista de los resultados de las últimas jornadas.
Quizá, no deja de ser una especulación, esta falta de motivación de los profesionales así como la falta de capacidad de los responsables técnicos de anteriores temporadas han podido ser unas de las causas que explicasen los malos resultados obtenidos años atras. No quiero que se malinterprete, no es cuestión de señalar a nadie, pero lo que es innegable es que la energía interior de esta plantilla es mayor comparada con las de otras plantillas confeccionadas en otras temporadas. Si a la disminución de energía empleada por anteriores jugadores sumamos una mala gestión de la motivación por parte de entrenadores anteriores (no por falta de conocimiento sino por simple desacierto) es fácil concluir que el resultado no ha sido el esperado, estando incluso en riesgo evidente de perder la categoría de Liga Profesional.
En la UDA, bajo mi punto de vista, existen unas premisas claras que son aplicadas a todos los miembros de la plantilla. Hay una serie de valores; esfuerzo, sacrificio, entrega que son innegables y aplicables a todos los componentes de la plantilla y esos “requisitos mínimos” deben ser cumplidos para tener oportunidad de jugar y de demostrar todo el talento que posee cada jugador.
Cada miembro de la plantilla ofrece el 120% de su esfuerzo para conseguir un resultado positivo teniendo como premisa fundamental que el equipo está por encima de cualquier motivación individual. Por ello, salga en el minuto 1 o salga en el minuto 80, el jugador ofrece lo mejor que tiene para la obtención del bien común que es la victoria final en el partido.
Tal es la energía desplegada por los jugadores de la UDA que se ha transmitido a la grada. Las entradas disponibles por el club para el viaje a Córdoba se han agotado rápidamente, del pesimismo inicial se ha pasado a un estado de euforia desaforada (he oído hablar de play-off…) pero bueno, es parte del “juego” así se define nuestro carácter, ponemos en el cielo a nuestros deportistas cuando consiguen un logro excepcional y lo bajamos al mismo infierno (y más allá) cuando no sacian nuestras expectativas. El propio Alejandro Valverde fue criticado por cierto sector de la afición cuando un par de semanas antes del campeonato del mundo no fue capaz de hacerse con el triunfo en la general de la Vuelta a España, por ejemplo.
Volviendo a la UDA, los más acertados, hasta la fecha, en la gestión de esta euforia han sido el cuerpo técnico y los propios jugadores, mostrando una comunicación impecable en todas las facetas y poniendo freno a las alabanzas recibidas por afición y medios de comunicación. Han sabido aislarse, tanto al inicio de la campaña cuando los resultados no acompañaban como en las últimas jornadas donde han sacado 9 puntos de 9 jugados.
Llegarán las derrotas, no debemos olvidar que esto es deporte y el contrario también juega y deberán aprender de los errores para poder seguir evolucionando como jugadores y como equipo. Lo que en ningún caso debe bajar el listón es el elemento secreto LA MOTIVACIÓN.
Todos tenemos este elemento secreto y podemos hacer uso del mismo en cualquier faceta de nuestra vida, es nuestra responsabilidad. A todos nos mueve algo, ponemos nuestra energía en aquello que nos interesa aunque no seamos atletas o jugadores profesionales. Y te pregunto, ¿en qué faceta de tu vida empleas tu motivación? Estoy seguro que en aquella en la que te sientes motivado consigues más resultados positivos que negativos y, a su vez, estos resultados positivos actúan como “gasolina” de la motivación y provocan que sigas esforzándote una y otra vez. Como puedes comprobar tú también dispones del elemento secreto.

Noticias relacionadas

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

“Querer y no poder”, el drama del CD El Ejido

Jose Bayo

“Quedan cuatro finales” para CBM Bahía de Almería, la primera este miércoles

Jose Bayo

1 comentarios

Chenfeng Technology LED bulb radiator 10/11/2018 at 02:28

It’s a pity you don’t have a donate button! I’d without a
doubt donate to this fantastic blog! I suppose for now i’ll settle for book-marking
and adding your RSS feed to my Google account. I look forward to fresh updates and will share this blog with my
Facebook group. Talk soon!

Responder

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies