Radio Marca Almeria
Destacados Francisco Martínez

BLOG: La Autoestima de un equipo by Francisco Martínez Gómiz

BLOG, por Paco Gómiz.

Para conseguir resultados en cualquier aspecto de nuestra vida lo primero que necesitamos es creernos que es posible alcanzarlos. Esa confianza nos la da nuestra experiencia pasada (que lo hayamos hecho antes), nuestros conocimientos (es decir, estar seguros de saber cómo hacerlo) y de nuestra convicción (combinación de deseo y de ponerse “en marcha”).

No siempre salen las cosas a la primera, a veces ni a la segunda y otras muchas veces ni a la tercera, pero la combinación de los tres elementos descritos anteriormente (experiencia, conocimientos y convicción) es una fórmula que al final siempre nos garantiza éxito.

Gestionar la Autoestima de 25 integrantes de un equipo profesional y convertirla en una Autoestima de Equipo, como podéis imaginar, no es tarea fácil. Pensad que cuando uno juega otro se queda en el banquillo esperando su oportunidad y esto puede generar mucho “desgaste” en la autoestima de ese jugador/a.

La tarea de un director técnico no sólo es felicitar al que lo está haciendo bien sino convencer al que no está teniendo oportunidades de que debe seguir esforzándose para conseguir jugar y eso no es una tarea nada sencilla.

De la misma manera que un director de orquesta gestiona la partitura para que suene la melodía y va dando entrada en el momento adecuado a la percusión, cuerdas o viento, el director técnico debe hacer lo mismo con los jugadores con los que cuenta en su plantilla.

Si la partitura suena bien es más fácil que los músicos hagan sonar la melodía correctamente y esto, a su vez, provoca que todos los músicos estén atentos para dar lo mejor de sí durante el tiempo que suena esa maravilla llamada música. Es decir, que el resultado sea positivo refuerza para que se siga haciendo bien y motiva a todos/as para dar lo mejor de uno/a mismo.

Éste hecho puede explicar el porqué cuando hay una dinámica positiva la participación de la mayoría de los integrantes de la plantilla suman para la causa y no se producen tantos “desacordes” como cuando la tendencia no es adecuada. Cuando se produce alguna circunstancia del juego que provoca el cambio de un jugador de los llamados “titulares” el que entra debe estar preparado, física, técnica y psicológicamente, pero no sólo en ese momento, durante la semana de trabajo debe estar preparándose para que cuando ocurra ese momento su participación sea lo más positiva posible.

Esa es una tarea importante del entrenador, mantener la intensidad de todos los integrantes de la plantilla, jueguen asiduamente o no y eso, hasta la fecha, Fran Fernández lo está ejecutando a las mil maravillas.

Venía la UDA de un resultado negativo y unas “malas” sensaciones en el partido anterior y se enfrentaba a uno de los “gallitos” de la categoría UD Las Palmas, plantilla confeccionada para optar a las plazas de privilegio que dan opción a subir a la Liga de las estrellas. Además el entrenador tenía que hacer alguna variación en el once inicial debido a las características de la competición y, por si fuera poco, uno de los puntales de la línea defensiva mediado el primer tiempo debía abandonar el partido por lesión y un compañero, uno de los no habituales, tenía que ocupar su lugar.

El resultado final del partido deja a las claras varias facetas del juego:

  • Que el resultado negativo de la semana anterior fue un accidente.
  • Que la plantilla, al completo, ha asimilado la idea de juego del entrenador.
  • Que la entrada de algún compañero en el once titular lejos de perjudicar al equipo lo fortalece y lo potencia encontrando actuaciones individuales incluso por encima de la media.
  • Y que los cambios que se producen durante el partido refuerzan el juego del equipo ya sea 70 minutos como el primer cambio forzado por lesión, 25 minutos o 5 minutos como fue el caso del último jugador que entro en juego.

Más allá de los resultados, que unas veces se dan y otros no, conseguir que todos los integrantes de la plantilla estén “enchufados” es mérito del cuerpo técnico y si además acompañan los resultados, como es el caso, provoca que esa sensación de bienestar y satisfacción se extienda entre todos los componentes de la plantilla pues todos tienen una cuota de participación en el éxito.

Las declaraciones posteriores en rueda de prensa del responsable técnico son un reflejo del buen hacer de éste equipo técnico. Declaraciones responsables, maduradas, sosegadas, felicitando al equipo, poniéndolo en la primera fila en cuota de responsabilidad del buen resultado, marcando alguno de los escasos errores de su equipo durante el partido y señalando el camino correcto para alcanzar resultados que es seguir trabajando como hasta la fecha. Como digo, impecable, no solo la dirección técnica sino las comunicaciones desde sala de prensa, aspecto éste fundamental para trabajar sin sobresaltos y centrados en la tarea.

Esta semana la autoestima del equipo ha crecido y eso es positivo pero la competición es tan complicada que esto puede variar de una semana a otra, incluso menos, como pasa en esta semana en la que entramos en la que hay otra competición y toca disputar una eliminatoria a un solo encuentro con otro equipo de tu misma categoría, es decir, nivel de dificultad similar al de cualquier fin de semana de la competición liguera.

Si se consigue un resultado positivo en esta otra competición la autoestima del equipo seguirá creciendo, fortaleciendo la mentalidad ganadora y reforzando la idea de juego del plantel. Si por el contrario el resultado fuese negativo toca aprender de los errores, tratar de superarlos y volver a ofrecer una imagen dinámica y de equipo compacto como se ha hecho en anteriores ocasiones (experiencia, saber hacer y convicción).

PD: esta pasada semana hemos asistido perplejos a un desastre natural que se ha llevado la vida de más de una decena de personas en la isla de Mallorca. Mi más sentido pésame a las familias y amigos de los fallecidos, no puedo ni imaginar el dolor tan grande por el que están pasando. Una de las imágenes que ha dejado esta desgracia es a Rafa Nadal “remangándose” como un vecino más y echando una mano en un inmueble de un amigo personal. Lo compartí en Facebook ese mismo día. Tan ávida como está la sociedad en la búsqueda de mitos, superhombres (y mujeres) y leyendas, hagan hueco preferencial a este pedazo de ser humano que, además, es un gran campeón (uno de los mejores de la historia) jugando a tenis. Sin tatuajes, sin escándalos, solo titulares deportivos y el sentido común por bandera. Gracias por tu ejemplo, necesitamos muchos más seres humanos como tú.

Noticias relacionadas

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

“Querer y no poder”, el drama del CD El Ejido

Jose Bayo

“Quedan cuatro finales” para CBM Bahía de Almería, la primera este miércoles

Jose Bayo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies