Radio Marca Almeria
Destacados Francisco Martínez

BLOG by Francisco Martínez Gómiz: «Cambio de líder»

BLOG, por Francisco Martínez Gómiz. 

En otras ocasiones hemos analizado los roles que un líder debe desarrollar para hacerse con las riendas de su equipo de trabajo (podéis consultar algunos artículos anteriores y revisar dicha información).

Hace un mes aproximadamente los nuevos propietarios de la UDA decidieron cambiar el rumbo y apostar por un nuevo Míster con el propósito de alcanzar el tan ansiado objetivo de subir a Primera División.

A los entrenadores se les juzga por los resultados aunque éstos, a veces, no reflejen bien el trabajo que hacen semana tras semana. Tras un inicio fulgurante de Pedro Emanuel que sitúa al equipo en puestos de ascenso directo comienzan a producirse una serie de resultados que frenan las ilusiones de los propietarios del club y optan por sustituir al segundo entrenador de la temporada (recordemos que Oscar fue el primero hasta el cambio de titularidad de la UDA).

Un proyecto a largo plazo se consigue dando estabilidad a los miembros del cuerpo técnico. Eso, hoy en día, en el mundo del fútbol (y en general) donde no hay paciencia para nada, donde queremos todo ya, de forma inmediata, se ha vuelto una quimera.

Uno de los profes en la tertulia daba un dato muy significativo de la “trituradora de entrenadores” en la que se ha convertido la UDA en los últimos 10 años donde difícilmente encontramos un entrenador que hay completado una temporada.

El caso es que ese segundo entrenador de la temporada que había colocado al equipo en puestos directos de ascenso, tras varias jornadas sin ganar y haciendo difíciles equilibrios para ir confeccionado una plantilla donde todos sus integrantes no están al mismo nivel físico debido a una irregular pretemporada (inexistente en algunos jugadores) ha sido relevado por Jose María Gutiérrez (“Guti” en el mundo de fútbol). Jugador internacional con amplio palmarés pero escasa experiencia como preparador técnico en el mundo profesional.

Los cambios de entrenadores vienen asociados, normalmente, a un incremento de la intensidad de los componentes de la plantilla. Los que no juegan habitualmente lo contemplan como una posibilidad de tener un rol más importante en el equipo y los que hasta la fecha han gozado de más minutos deben elevar el nivel para no perder el estatus adquirido. A eso añádanle un cambio de sistema lo que posibilidad realizar y matizar algunos cambios para poder conseguir la victoria cada fin de semana.

A tenor de los resultados la mejora y el juego ha sido visible. Algunos cambios en la composición de la plantilla, nueva disposición táctica sobre el terreno de juego que aporta más llegada al área rival y más control de partido…, hasta que les dura la gasolina a los jugadores.

A pesar de esa desventaja respecto a otros equipos el nivel de los jugadores este año es muy superior al de otras temporadas y “rascas” un punto cuando lo normal es que hubieras perdido el encuentro o con setenta minutos de buen fútbol te da margen para alcanzar la victoria.

El hilo del cual dependen los entrenadores es muy fino y la memoria futbolística muy escueta pero alguien debería fijarse también en la composición de una plantilla claramente desequilibrada que ha provocado que varios jugadores tuvieran que cambiar de posición para cubrir las bajas por lesiones y/o por tarjetas de algún compañero. A su vez, la premura a la hora de fichar ya que el debut liguero estaba muy encima, ha dado como resultado que varios jugadores llamados a llevar las riendas del equipo no han encontrado su tono físico adecuado y no han cubierto las expectativas generadas sobre ellos.

Alguien en la estructura de la actual UDA (más profesionalizada que en anteriores temporadas) debería fijarse también en quién ha confeccionado la plantilla (con todos los hándicaps señalados anteriormente) pero si le exigimos al preparador técnico resultados hay que poner énfasis sobre los recursos humanos puestos a disposición del Míster. Es decir, si me exiges alto nivel me tienes que confeccionar una plantilla de alto nivel para tener alguna garantía de alcanzar resultados.

Me consta, dicho por algún “profe” de Radio Marca Almería, que en Enero 2020 (próximo mercado de fichajes) se van a realizar cambios sustanciales en la plantilla de la UDA. Algunos incluso apuntan a nombres puestos encima de la mesa por el actual entrenador. Parece una decisión lógica, si voy a una batalla como es tratar de ascender al equipo, déjame que elija los soldados con los que voy a batallar. Entonces sí podrás responsabilizarme directamente de los resultados obtenidos por el grupo. En otras circunstancias se corta ese “hilo” de entrenador sin ser el máximo responsable de no alcanzar objetivos, o al menos, no el único.

PD: Desde la llegada del nuevo entrenador a la UDA el equipo se ha afianzado en las posiciones de cabeza, ha desplegado un juego más vistoso y ha generado más ocasiones de gol que en la anterior etapa. Se han recuperado las sensaciones de las primeras jornadas y el equipo vuelve a convertirse en un claro candidato al ascenso. Le deseo toda la suerte del mundo a Jose Maria Gutiérrez en esta nueva etapa profesional, si le va bien a él, le irá bien a la UDA.

 

Noticias relacionadas

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

“Querer y no poder”, el drama del CD El Ejido

Jose Bayo

“Quedan cuatro finales” para CBM Bahía de Almería, la primera este miércoles

Jose Bayo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies