Radio Marca Almeria
Destacados Radioblog RadioBlog: Minuto 92

VÍDEO BLOG #Minuto92: No ha tardado mucho Garitano en transitar desde el discurso valiente a la búsqueda de excusas; vamos, lo de siempre

VÍDEO BLOG #Minuto92 No ha tardado

VÍDEO BLOG #Minuto92: No ha tardado mucho Garitano en transitar desde el discurso valiente a la búsqueda de excusas; vamos, lo de siempre, por Víctor J. Hernández Bru.

La base filosofal de este artículo puede aplicarse casi al cien por cien de los entrenadores que han pasado por la UDA y yo diría que por el fútbol español: los malos resultados son como una especie de resorte que convierte a entrenadores que habían llegado con discursos más o menos razonables en expertos fabricantes de inconmensurables milongas.

Conforme pasan las jornadas y se repiten los resultados negativos, y en esto Gaizka Garitano ha batido ya buena parte de los récords, con la friolera de cero puntos desde que llegó, las buenas intenciones, el rigor, el buenismo e incluso la asunción de todas las responsabilidades se van transformando en argumentos que justifiquen que la culpa es de cualquiera menos del abajo firmante, vamos del campo, de la afición, del clima, del césped, de la directiva, del calendario o, por supuesto, de los jugadores, que seguramente sea la más habitual.

Es un tópico, un clásico de la evolución discursiva de estamento técnico, que todos, al llegar, tienen pinta de romper en mil pedazos, pero que cuando observan a los resultados cambiar la carita sonriente por un gesto agrio y desagradable, no pueden evitar adoptar.

Pero quizás lo de Garitano está siendo de récord; de récord porque el ‘míster’ se ha aficionado a combinar, en la misma rueda de prensa, el anuncio de que no buscará excusas con la búsqueda de responsables a los que colocarle parte o toda la responsabilidad del ‘rosco’ que, de momento, luce en su casillero.

Creedme si os digo que a Garitano le he escuchado empezar una respuesta por “yo no voy a hablar del árbitro”, para terminar con un “este tipo de penaltis nos dijeron que no se iban a pitar”. O más recientemente, comenzar por un “yo no voy a buscar excusas”, para acompañar la frase con un “no tenemos delanteros”, un “no podemos hacer cambios” o “tengo que convocar a un juvenil”.

Don Gaizka llegó a Almería sabiendo que se había metido en un avispero, porque tonto no es, pero como inoculado de ese ‘virus’ que lleva a los entrenadores a blandir un discurso valiente, acaso temerario, digamos ‘echao p’adelante’. Él era consciente de que no había plantilla y de que el club es ‘el cacharro ése de la Bernarda’ en cuanto a organización y profesionalidad. Pero llegó afirmando que venía con todas las consecuencias, dispuesto a darle la vuelta a la situación.

Ha pasado mes y medio y no sólo ha empeorado notablemente los resultados de su antecesor, sino que aún no ha sido capaz siquiera de empatar un partido. Y claro, el discurso ha cambiado. Ahora, entre las líneas de su argumentario saltan alegremente los árbitros, las lesiones y las carencias del plantel.

Mal camino, querido Gaizka, mal camino: estas cosas no sólo no cuelan, no sólo no sirven ni para engañar a un pajarillo indefenso, sino que lo dejan a uno en peor lugar que quien le roba las golosinas a un niño.

Noticias relacionadas

… la cara que se te queda

“Vamos a Lugo con muchísima ilusión y confianza”

Víctor Arrufat

“Una segunda vuelta dura e ilusionante” espera al CD El Ejido 2012 y a Wilfred

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Verificado por MonsterInsights