Radio Marca Almeria
Destacados Polideportivo

Unicaja y ‘Charly’, con los cinco sentidos en Manacor

Unicaja y 'Charly'

Unicaja y ‘Charly’, con los cinco sentidos en Manacor.

El técnico ahorrador, perfeccionista, asegura que “hay que mirar los números y orientar el trabajo a lo que no se hizo bien”.

El debut fue un 3-1 basado en la contundencia de ataque, en parte debido a un excelente manejo de la recepción negativa de Paulo Renán y de su desempeño en el contraataque. Es la pura lectura de números, un análisis que en la mente del ‘Profe Carreño’ aísla lo de ‘negativo’ para activar los resortes necesarios para la mejora. Él mismo lo explica de una manera clara: “Básicamente, la semana la tenemos orientada a lo que los partidos nos van hablando”. Su máxima, “el análisis de los partidos va descubriendo al equipo esas diferentes situaciones que no hacemos bien”, información de extraordinario valor.

Así, “se miran los números, hay que mirar la estadística, hay que mirar lo que se ha hecho bien, y está genial que haya sido así, pero lo que no se trabaja bien durante los partidos es lo que repasamos, lo que analizamos, e intentamos orientar la semana en base a lo que no se hizo bien a nivel de ejercicio, de volumen e intensidad”. En el horizonte cercano se presenta un rival muy duro, Conectabalear CV Manacor, al que se ha estudiado, pero la perspectiva primera es la de lo que hay que mejorar. Así, para Charly las claves pasan por “ganar una batalla que no ganamos el otro día, que fue la de la recepción y el saque, si bien el equipo estuvo bien o muy bien en otras facetas”.

Sobre el rival, “Manacor es un equipo que ya lleva unos cuantos años en la liga española haciendo un buen voleibol, es un equipo muy duro en su casa, con un pabellón, yo no he jugado en él, pero por lo que lo que dicen los chicos es muy difícil”. Más sobre el conjunto manacorense, “es un equipo muy combativo, que tiene piezas nuevas, muchas piezas nuevas, piezas muy interesantes, en definitiva, jugadores que quieren ser importantes en el campeonato”. Ha citado a “un canadiense ‘amigo-conocido de nuestro Matthew Neaves (Liu Coltyn), y tiene al colocador de la selección nacional, César, jugadores de nivel”.

Ya en pista Conectabalear “creo que en todas sus líneas es un equipo muy homogéneo”, dicho de modo textual, “y en esa batalla de la recepción es un conjunto que trabaja bien, así que nosotros estamos haciendo un repaso esta semana para intentar mejorar ciertas cosas a nivel técnico, a nivel táctico, para que la batalla de recepción el equipo lo haga mucho mejor”. Haber empezado con victoria es un plus importante para la plantilla y para el proyecto en general, y una nueva victoria “sería dar un paso más en nuestro método de trabajo, sería un paso más a la hora de afianzarse como grupo sólido”.

Horas de pista, pero horas, muchas de análisis y planificación fuera, Charly Carreño deja claro que “si después de ganar o perder partidos nosotros sacamos o planteamos trabajo, y durante las semanas se van desarrollando y se mejoran y llegan al fin de semana y los aspectos tanto técnicos como tácticos van saliendo adelante… todo genera confianza, y ya no solo eso, porque son las pequeñas cosas las que hacen que el equipo cada semana vaya jugando un poco mejor, independientemente del resultado”. Se ha emprendido y se sigue un camino del que queda un largo trecho todavía, pero que conduce a la excelencia.

En ese sentido, Carreño facilita su impresión: “Para mí, para que este equipo juegue a su 100% le queda mucho, le queda mucho (insistiendo); es cierto que a la hora de que los chicos entiendan esas relaciones y se comprendan entre ellos, empiecen a crearse, como digo muchas veces, esas relaciones interpersonales, ya lo creamos en el primer stage de junio, en los primeros días que pasamos aquí”. Se continuó trabajando ese aspecto en la primera semana de julio, “todo eso ayuda, pero aparte de las relaciones interpersonales están las relaciones laborales, profesionales, sobre todo las relaciones de juego y ahí nos queda mucho trabajo”.

Llega un tramo de tres partidos en siete días, viajes a Manacor y Lugo y entre medias se jugará en casa contra Palma: “Para esta semana no se ha modificado nada, ha sido una semana normal de trabajo, con los descansos y los estímulos de gimnasio, los que indica Pablo Ruiz, con total normalidad; sí en la siguiente, que se juega en miércoles, tenemos que hacer una pequeña adaptación, intentar controlar el volumen, no la intensidad, que no se discute, para llegar bien al partido y pensar que el jueves tenemos un entrenamiento y el viernes estaríamos viajando para Lugo”.

El granero de puntos ha comenzado sumar, con ese primer objetivo de la clasificación a la Copa del Rey en mente de todos, pero Carreño adopta el partido a partido: “Acabamos de empezar, llevamos tres puntos y no hago cuentas para mucho más adelante, sino que las cuentas que hacemos es preparar la semana dependiendo de lo que no se ha hecho el fin de semana, orientar el trabajo también para que las cosas que hacemos bien lleguen a los jugadores con confianza”. Por lo tanto la directriz es “pensar en Manacor, después pensar en Palma y después pensar en Lugo, más allá no me interesa”.

Noticias relacionadas

…Y Monfort dijo ‘aquí estoy yo’

Jose Bayo

“Vamos a Lugo con muchísima ilusión y confianza”

Víctor Arrufat

“Una segunda vuelta dura e ilusionante” espera al CD El Ejido 2012 y a Wilfred

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Verificado por MonsterInsights