Radio Marca Almeria
Destacados Fútbol UDA

Bochornoso

Bochornoso. La UDA demuestra

Bochornoso.

La UDA demuestra a las claras en La Catedral que hoy por hoy no es equipo de Primera y cae por 3-0, que han podido ser más.

FICHA TÉCNICA.

ATHLÉTIC DE BILBAO. Unai Simón; Yuri, De Marcos, Yeray (Paredes, m. 17), Vivian; Ánder Herrera (Prados, m. 74), Dani García (Unai Gómez, m. 83); Nico Williams, Iñaki Williams, Sancet (Muniaín, m. 82); y Guruceta (Villalibre, m. 74).
UD ALMERÍA. Maximiano; Akieme, Mendes (Pozo, m, 67), Chumi, Kaiky; Baba (Puigmal, m. 83), Lopy, Melero (Arribas, m. 67); Ramazani (Lázaro, m. 78), Embarba y Koné (Marciano, m. 67).
ÁRBITRO. García Verdura (VAR: Iglesias Villanueva). Amonestó a los locales Herrera y De Marcos.
GOLES. 1-0: Guruzeta (m. 9). 2-0: Dani García (m. 61). 3-0: Sancet (m. 80).
INCIDENCIAS. Partido correspondiente a la novena jornada de liga en Primera División, disputado en el Estadio Nuevo San Mamés.

CRÓNICA.

La UD Almería ha vuelto a firmar un partido lamentable y a encajar una nueva y previsible derrota, dando una sensación absolutamente penosa en La Catedral, frente a un Athlétic de Bilbao que no ha necesitado siquiera meter la tercera marcha para llevarse los que, seguramente, son sus tres puntos más baratos de esta temporada.

Un Almería sin calidad, sin condición física, sin rigor táctico y sin ideas; en definitiva, sin ni uno solo de los ingredientes que son necesarios para tratar de sumar una victoria, que de momento se le sigue resistiendo rotundamente a la UDA, que hoy por hoy no sólo es colista sino que además suma tres puntos de 27 posibles.

En la primera, lo mejor el resultado.

El partido ha comenzado con un Almería renunciando absolutamente al balón y al campo contrario y lo cierto es que demasiado ha durado el encuentro con empate a cero, hasta que en el 9 de la primera mitad, una jugada combinativa del Athlétic en la frontal del área, ante la pasividad de los defensores almerienses, ha terminado con balón abierto de Nico a Yuri, cuyo pase al área ha rematado Guruzeta a placer. Realmente muy infantil la manera de defender del equipo de Lasarte.

Los siguientes minutos han sido un drama para una UD Almería con apariencia de equipo que difícilmente lucharía por la permanencia en Segunda División, dedicado abnegadamente a despejar balones como podía y a rezar para que el Athlétic no hiciera demasiada sangre frente a un rival párvulo, pre-infantil. Daba mucha pena ver deambular al Almería por el 105×70.

El Athlétic ha tenido dos claras, una con un balón de córner peinado hacia atrás por Ánder Herrera para que, tras pasearse por la portería, se estrellara en el segundo palo; y luego una acción de Sancet que ha vuelto loco en el área a Chumi, para rematar en semifallo a centímetros del palo derecho de la portería d e Maximiano.

Y en la segunda, confirmación del bochorno.

El inicio de la segunda parte ha mejorado algo, muy poco, la primera de la UDA. Al menos se ha visto a un equipo corriendo detrás de la pelota, con cierto nivel de presión y controlando al Athlétic algo más lejos de la portería de Maximiano. Hasta ahí las buenas noticias, ya que no ha habido absolutamente nada más que contar, porque en la parcela creativa ni ha habido ni hay absolutamente nada de nada.

El segundo ha llegado en el 17, con un centro de De Marcos desde la línea de cal que era evidente que iba a caer en la frontal del área chica, pero absolutamente nadie de la zaga almeriense se ha percatado y Dani García ha rematado absolutamente solo para derribar el muro de Maximiano por segunda vez.

El Almería ha movido ficha con tres cambios, haciendo debutar a Marciano, que ha controlado un balón en el 78 y ha dado un buen pase, rematado cerca del palo por Arribas: jugada simple, pero la mejor del partido. Tres minutos después, llegaba el tercero, de nuevo fácil, sencilla, barata: con recorte y velocidad de Nico Williams y pase de la muerte rechazado por Maximiano con el pie, para el remate a gol de Sancet.

El Almería llevaba menos peligro que un caldo en blanco e incluso en los disparos a portería, como el de Embarba en el 85, haciendo esforzarse a Unai, terminaba de creerse que podía llegar el tanto rojiblanco (hoy azul). El partido terminó sin más pena y sin ninguna gloria: la UD Almería lo va a tener muy difícil para ganar algún partido este año. Sin noticias de El Assy.

Noticias relacionadas

“Vamos a Lugo con muchísima ilusión y confianza”

Víctor Arrufat

“Una segunda vuelta dura e ilusionante” espera al CD El Ejido 2012 y a Wilfred

“Un partido apasionante” espera al Almería

Jose Bayo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Verificado por MonsterInsights