Radio Marca Almeria
Destacados Polideportivo

Triunfo del URA acompañado de la iniciativa solidaria de Inmobiliaria Espacio

Los cruzados y su afición pasan por encima de Ingenieros Industriales, con un presupuesto de tres a cuatro veces mayor, se mantienen invictos y escriben una página épica con bonus incluido.

FICHA TÉCNICA:

Unión Rugby Almería (42): Momia, Giardina, Fede, Mono, Ata, Truman, Mudo, Pocho, Lamboglia, Rivero, Castro, Rosales, Chema, Gómez y Emilio Arias. También jugaron Pérez, Diallo, Román y Matuja.

Ingenieros Industriales (15): Ivorra, Latigano, Tarter, Natalino, Riva. Mendoza, Gabriel González, Francisco González, Stéphan, Álvarez, Núñez, Ponce, Cavallini, De la Guardia y Luna. También jugaron Riva, Marcos González, Sanz, Próspero y Oliver.

Árbitro: Lorena Martínez. Expulsó temporalmente a Tarter (min. 27), así como a Marcos González (min. 33), ambos por parte de Ingenieros Industriales.

Tanteo: 0-3, min. 9: patada de castigo transformada por Luna. 7-3, min. 17: ensayo de Giardina transformado por Rivero. 14-3, min. 27: ensayo de Pocho transformado por Rivero. 17-3, min. 36: patada de castigo transformada por Rivero. DESCANSO. 20-3, min. 45: patada de castigo transformada por Rivero. 20-8, min. 46: ensayo de Natalino. 25-8, min. 49: ensayo de Emilio Arias. 25-15, min. 55: ensayo de Mendoza transformado por Luna. 28-15, min. 64: patada de transformada por Rivero. 35-15, min. 67: ensayo de Chema transformado por Rivero. 42-15, min. 77: ensayo de Rivero transformado por él mismo. FINAL.

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de la primera fase de DHB en su Grupo C disputado en el Estadio Municipal de Rugby Juan Rojas ante casi un millar de espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria del padre del extécnico cruzado, Pablo Jiménez Barceló.

CRÓNICA

La grada respondió a la llamada y el equipo se lo devolvió ofreciendo un partido de los mejores que se han visto en el Juan Rojas por parte de los cruzados. Casi perfecto, porque la perfección plena resulta un imposible, Unión Rugby Almería protagonizó la ‘rebelión del humilde’ y no dio opciones a un equipo que le triplica o cuadruplica en el presupuesto. Un proyecto unionista de menos potencial que el curso pasado… a priori, fue muy superior a Ingenieros Industriales, pese a lo que el XV madrileño sigue siendo uno de los grandes favoritos para el ascenso. La ‘emboscada’ salió tal y como ‘Falu’ la había planificado, y los hombres sobre el verde se dejaron la vida para no solo ganar a un grande, sino para sumar bonus ofensivo, extraordinario, y enamorar con su rugby.

Una buena muestra de ello es que el equipo de Las Rozas apenas pisó el campo rival en la primera mitad, sin dudar en la elección a palos en los golpes de castigo. Sin verlo claro en ningún momento, luego fue presa de la seriedad almeriense. Concentración y sacrificio, más la cátedra de Rivero y su conexión con Pocho, todo articulado por Mati Lamboglia y completado con la consistencia del juego en bloque. Industriales está muy claro que no tuvo el día, errático en varias fases del encuentro en las estáticas y hasta en el pase, pero en parte eso fue debido a la constancia de URA, fe ciega en el guion. En la segunda mitad el XV roceño enseñó más de su potencial, incluido un ‘Puma’ de seven, Luna, extraordinario fichaje para esta temporada tan ambiciosa para ese club.

Como viene siendo habitual durante años entre ambos, el encuentro fue durísimo y se cobró un desgaste físico tremendo en los dos bandos. Pese a las bajas, los cruzados llegaron con combustible al final del encuentro, con el mérito de no solo resistir, sino a su vez responder con contundencia a las acometidas madrileñas. Iba a ser día grande, pero lo fue incluso mejor cuando cayó el quinto ensayo, el que daba el bonus ofensivo, frente al segundo equipo que menos había encajado. Más mérito tiene la defensa, ya que Industriales era y sigue siendo el que más veces ha anotado try, una máquina en la faceta ofensiva, y en el Juan Rojas se quedó en dos. Se tenía claro que había que tenerlo lejos de la 22 propia, y se hizo antes del descanso, y tocó sufrir después.

Desde muy pronto comprendió el XV madrileño que tenía un duro hueso de roer y que era mejor salir con puntos de cada posesión. Así, eligió palos en un golpe apenas un metro por delante de la medular en el minuto 6, errado por Luna. Siguió en esa línea y sí se anotó de patada en el minuto 9, algo más cercana. Imposible acercarse más ante la intensidad y la disciplina defensiva de los cruzados, la pelea pasó a la melé entre la tremenda igualdad entre ambos rivales. Aposentado el encuentro, era el momento de dar el paso al frente, y no dio tiempo a tocar a rebato a los madrileños, que se vieron a merced de un URA golpeó e hizo mucho daño. Antes Indus falló otro golpe y perdió su touche por primera vez. Tras un primer aviso serio, los cruzados brillaron y ensayaron.

Magnífico despliegue de jugo a mano, vertiginoso y vertical en el momento oportuno, a Franco Giardina nadie pudo frenarlo entrando bajo palos. Fácil para Rivero, el 7-3 era solo el principio, anotado en el minuto 17. La incomodidad madrileña, muy manifiesta, se quedó a la luz con un horrible saque tras el try. URA apretó en melé, fue superior y desde touche jugada a maul llegó el segundo ensayo, finalizado por Pocho antes de la media hora y completado por Rivero (14-3). Industriales se había quedado antes de la jugada referida con uno menos, que fueron dos en el minuto 33, pero su calidad, fuera de toda duda, impidió que URA ensayara de nuevo. Eso sí, Rivero acertó en un golpe y se metió algo más de renta de por medio, un 17-3 con el que se fueron a vestuarios.

Estaba claro que la segunda mitad iba a ser muchísimo más complicada, sobre todo la duda de si iba a haber suficiente gasolina para aguantar al mismo ritmo. Los cruzados pensaron que lo mejor era empezar muy arriba, y rozaron el ensayo por ala izquierda en una avance de la joven perla Castro. No fue posible, pero sí una patada de Rivero y el 20-3, que poco se pudo aguantar en el marcador. La respuesta fue ipso facta y llegó el try en contra en el único desajuste defensivo que se tuvo en todo el encuentro. Así, la jugada parecía no revestir demasiado peligro, pero el de enfrente es Industriales. No tenían el día, eso es cierto, y el balón dio en el palo en el intento de transformación. El tanteo, con muchísimo por delante, era de 20-8. Eso sí, la dinámica era rojiblanca.

De hecho, otra jugada espectacular, iniciada por Luis Gómez en una enorme apertura y seguida por Rivero, pleno de calidad individual, desarboló del todo a la defensa y vio a Emilio Arias entrar por la izquierda como un avión. Se había desactivado el efecto de haber encajado del mejor modo posible, anotando. Industriales no se rindió, apretó los dientes en delantera y de touche, mucho mejor en las patadas a banda y en ejecución de la estática, se pasó a maul y llegó el segundo ensayo, esa vez ya sí transformado. El marcador era de 25-15 a falta de algo más de un cuarto de partido. Gran labor en la defensa, la grada rugiendo al percibir que faltaba el aliento en el campo, y a salir otra vez en la sociedad Rivero-Pocho, con golpe que el apertura metió dentro.

Le quedaba un último cartucho al XV roceño y lo quemó con todas las consecuencias, volcado en ataque, acumulando fases y haciendo sufrir a URA, pero pagó caro quedar desguarnecido en la parte trasera. Tan fue así que en medio de la presión madrileña, una fase tras otra, trabajando muchísimo ambos equipos, Chema interceptó un pase y corrió 80 metros para entrar bajo palos y sentenciar el partido (35-15 faltando tan solo un cuarto de hora). La guinda fue, con cuatro ensayos frente a dos, que en una touche de URA mal jugada Industriales se durmió, Rivero pescó el oval y, dada su calidad, se adentró imparable rompiendo la cortina defensiva para el quinto try. Imposible sumar para los madrileños, buscaron al menos que URA no se hiciera con un botín de cinco.

Cojos, desgastados, sin aliento… se aguantó, muy justo el rival de fuerzas también, y se cerró con 42-15 un extraordinario partido de Unión Rugby Almería. No se ha hecho nada, a la par que se ha hecho mucho. Industriales sigue siendo un gran favorito no ya del Grupo C, sino para ascender, mientras que los cruzados no cabe duda de que se han reivindicado, pero siendo conscientes de las limitaciones de plantilla. Lo próximo va a ser Alcobendas, nada menos, seis de seis y seis bonus ofensivos, ahora avisados de que en el Juan Rojas deben ir con todo. El calendario después es vital para poder ser terceros al menos, pendientes sobre todo de Jaén, que debe visitar a Industriales.  Todo puede pasar, pero ahí queda ya la magia del Juan Rojas en un rugby grande.

Noticias relacionadas

…Y Monfort dijo ‘aquí estoy yo’

Jose Bayo

“Vamos a Lugo con muchísima ilusión y confianza”

Víctor Arrufat

“Una segunda vuelta dura e ilusionante” espera al CD El Ejido 2012 y a Wilfred

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Verificado por MonsterInsights